Aerolíneas, Industria

Ryanair cierra bases y retira capacidad por el MAX

Ryanair hará recortes en su red europea como consecuencia del retraso en la vuelta a las operaciones del 737 MAX.

Ejecutivos de la compañía explicaron en el dia del inversor (el pasado 4 de diciembre) que el retorno del MAX al servicio se está retrasando más de lo que esperaban. En consecuencia está revisando de nuevo su operativa para el verano de 2020. Así la aerolínea irlandesa planea cerrar sus bases de Stockholm Skavsta (Suecia) y Nuremberg (Alemania).

“También creemos que tendremos que recortar capacidad en verano en otras bases y actualmente estamos en discusiones con nuestros empleados, los sindicatos y los aeropuertos afectados.”

“Lamentamos cerrar estas dos bases y el recorte de capacidad, que se deben exclusivamente a los retrasos en la entrega del MAX” declaró el CEO de la aerolínea Eddie Wilson.

La incertidumbre sobre el MAX hace que la aerolínea prevea ahora recibir solo 10 de los 58 aviones 737 MAX 8-200 que debería recibir antes del verano, aunque hace solo un mes Ryanair estimaba recibir 20 unidades del modelo. Ryanair tiene pedidos firmes por 135 MAX 8-200 y 75 opciones.

“Como consecuencia, esperamos que para el año fiscal 2020 (con cierre el 31 de marzo de 2021) transportaremos 156 millones de pasajeros de los 162 esperados” concluyó el directivo.

Un MAX especial para Ryanair

¿Qué es el 737 MAX 8-200? La aerolínea irlandesa encargó a Boeing llevar al límite la capacidad de sus nuevos MAX. De modo que en lugar de transportar 189 pasajeros, una serie de modificaciones hará que pueda llevar 197 pax.

Actualmente la flota de Ryanair está integrada por 450 aviones B737-800 con capacidad para 189 pasajeros. Para poder incluir ocho plazas más, el espacio para las piernas en los B737 MAX 8-200 se reducirá a los 71,12 centímetros, respecto de los 76,20 centímetros que tienen ahora los B737-800 de la lowcost.

Otras medidas para lograr esta distribución fueron añadir una nueva salida de emergencia en el último tercio del avión, mover los asientos a la parte trasera junto al galley y añadir tres plazas en la parte delantera.

Configuración de los MAX 8-200 de Ryanair

Evidentemente todas estas modificaciones precisan de una certificación especial, lo que hace que Ryanair deba esperar todavía más que las demás aerolíneas que han encargado los MAX en configuración ‘normal’.

Cuando se firmó el acuerdo entre la aerolínea irlandesa y Boeing, el fabricante subrayó que el nuevo B737 MAX 8-200 sería ideal para las aerolínea de bajo coste y lo bautizaron como ‘Gamechanger’.

“Mientras que la mayoría de los aviones de pasillo único cuentan con 160 asientos, el 737 MAX 200 ofrecerá a compañías como Ryanair hasta 11 plazas adicionales y una reducción del 5% de los costes operativos, comparados con el B737 MAX 8”, precisó Boeing.