Aena ha presentado este jueves la actualización de su Plan Estratégico para el periodo 2022-2026, en un evento protagonizado por su presidente y consejero delegado, Maurici Lucena; el vicepresidente ejecutivo, Javier Marín, y las dos directoras generales: Elena Mayoral, directora general de Aeropuertos, y María José Cuenda, directora general Comercial e Inmobiliaria.

La positiva evolución de la economía, mejor de lo estimado, y una recuperación del tráfico de pasajeros más rápida de la prevista en 2022 son dos de los motivos que han llevado a Aena a actualizar los objetivos del Plan Estratégico 2022-2026 que se presentó en noviembre de 2022. El presidente, Maurici Lucena, ha añadido que “la superación de las metas inicialmente marcadas no sólo es consecuencia de una mejor coyuntura, sino también de una acertada estrategia”.

Tráfico de pasajeros: más de un millón al día en todo el mundo en 2026

En 2023, Aena batió el récord de pasajeros de 2019, último año previo a la pandemia de COVID-19. En concreto, el año pasado, los aeropuertos de Aena en España registraron 283 millones de pasajeros, lo que supone un 2,9% más que en 2019.

En base a estos datos, el gestor aeroportuario prevé cerrar 2024 en torno a los 294 millones de pasajeros. Las buenas perspectivas de la temporada de verano de este 2024, con una programación en torno a un 7% superior a la de 2023, sustentan este optimismo.

Estas cifras se conocerán con más detalle en los próximos días. No obstante, hay que tener en cuenta que los días previos al inicio
de la temporada de verano suelen producirse algunos ajustes a la baja.

Por consiguiente, Aena adelanta a 2025 la meta de los 300 millones de pasajeros en España, un año antes de lo previsto en el Plan Estratégico presentado en 2022. En 2026, cuando finalice el periodo de vigencia del Plan, Aena espera alcanzar una cifra aproximada de 310 millones de viajeros. Ese año, además, Aena gestionará más de un millón de pasajeros al día en todos los aeropuertos que opera en el mundo.

Este fuerte repunte del tráfico, más acusado en los aeropuertos turísticos, hará necesarias más inversiones en las infraestructuras, con el objetivo de sincronizar la capacidad con la demanda prevista y, también, de adecuar los aeropuertos a los nuevos requisitos de seguridad y mantener la calidad del servicio. Por tanto, en el DORA III, que transcurrirá desde 2027 a 2031, Aena propondrá inversiones que al menos doblarán las realizadas en los últimos ejercicios. En este momento, Aena está iniciando el análisis de las necesidades de todos los aeropuertos españoles para diseñar la propuesta de inversiones que se expondrá a las aerolíneas en 2019.