Enaire
ATM

Enaire galardonada por su sistema de comunicaciones operativas mediante IP entre controladores y pilotos

El desarrollo e implementación de un nuevo sistema de comunicaciones operativas orales entre controladores aéreos y pilotos, basado en tecnología digital de Voz sobre protocolo IP, ha supuesto para ENAIRE la concesión de uno de los premios a las 100 Mejores Ideas del Año que concede el suplemento Actualidad Económica, que se distribuye con el diario El Mundo, en la categoría de Transformación Digital. 

La tecnología de Voz sobre IP es un sistema de comunicación pionero entredepencias de control de tránsito aéreo, y entre controladores aéreos y pilotos, que está sustituyendo a las comunicaciones mediante tecnología analógica que existían anteriormente. Hasta hace unos años, se usaba una tecnología similar a la telefonía doméstica pero adaptada a los estrictos requisitos operativos que exige un entorno en el que la seguridad aérea depende de las prestaciones del sistema, lo que obligaba a utilizar una infraestructura costosa y poco flexible.

En cambio, los nuevos sistemas utilizan redes de comunicaciones, tecnológicamente similares a Internet, son mucho más económicos y están diseñados específicamente para cumplir con los estrictos requisitos de comunicaciones compartidas por servicios de diferentes tipologías que exigen un tratamiento individualizado. Algunos de estos servicios son: información meteorológica, datos de vuelo, datos de los radares, etc.

 

ENAIRE, pionera en sistemas de comunicaciones

ENAIRE es pionera en la implementación de iniciativas de este tipo dentro del sector aeronáutico. El despliegue de este nuevo sistema de comunicaciones en entornos con características técnicas tan particulares, como los sistemas de control de tránsito aéreo y con una criticidad operativa tan elevada, se ha convertido en un complejo desafío tanto técnica como operativamente.

En lo que a funcionalidad se refiere, también supone un enfoque innovador en la solución de contingencia para las dependencias desde las que se controla el tráfico aéreo. La creciente evolución de este último, así como la aparición de nuevas amenazas en los últimos años (por ejemplo, el terrorismo internacional) han impuesto la necesidad de implementar planes de contingencia que garanticen la continuidad del servicio en caso de un fallo catastrófico en centros o torres de control de tránsito aéreo.

Dada la escasa flexibilidad de los sistemas tradicionales analógicos de comunicaciones orales, esos planes de contingencia hubiesen sido muy complicados de materializar. Con esta nueva tecnología bajo arquitectura digital IP, el centro de contingencia (potencialmente ubicado a cientos de kilómetros del centro que se queda inoperativo) puede disponer en un plazo breve de todos los medios para realizar las funciones de este último y de forma completamente transparente para el resto de unidades (tanto nacionales como internacionales) con las que es necesario algún tipo de coordinación.

Finalmente, esta nueva tecnología cumple una función esencial en la eficiencia y sostenibilidad de los sistemas de navegación aérea. Gracias a su flexibilidad, esta nueva infraestructura de comunicaciones orales permite rápidas reconfiguraciones de la gestión del espacio aéreo para adecuarse a las necesidades operativas en cada momento, lo que redunda en un uso más eficiente de los recursos.