Thales ha firmado un contrato con ENAIRE para el suministro, instalación y puesta en servicio de seis estaciones de vigilancia aérea ADS-B Extended Squitter en configuración redundante. Estas estaciones están ubicadas en distintos emplazamientos del Sector Cantábrico dentro de la Dirección Centro-Norte de ENAIRE. El objetivo de estas adquisiciones es avanzar aún más en la seguridad de la gestión del tráfico aéreo en España.

Los seis equipos incluidos en el contrato de Thales se instalarán en el entorno de los aeropuertos de Bilbao, Burgos, Pamplona, San Sebastián, Vitoria y el Complejo Radioeléctrico del Cabo Higuer de San Sebastián. Su función será dar cobertura de vigilancia a los procedimientos de aproximación a dichas instalaciones, así como complementar la cobertura de vigilancia existente en ruta. Se conseguirá así mitigar los efectos de posibles errores o fallos de cobertura temporales de radares próximos, que hasta ahora se cubrían con radares de terceros, como por ejemplo militares. Del mismo modo, este sistema aportará cobertura de vigilancia a la superficie de dichos aeropuertos

El contrato incluye la adquisición de equipos para los diferentes Sistemas de Supervisión Remota de los Sistemas de Vigilancia ADS-B en las respectivas cabeceras de Sector y de la Región, así como en el Centro de Experimentación y Desarrollo de los Servicios Centrales de ENAIRE (CED); además de los repuestos locales y centralizados correspondientes; el suministro e instalación de estas estaciones ADS-B con tecnología Extended Squitter; y el suministro de los elementos y equipos necesarios para el control y la supervisión remota de los sistemas en cada una de las torres de control de las instalaciones.

“Nuestra experiencia en sistemas de navegación aérea, así como nuestras soluciones tecnológicas, harán posible la mejora de la vigilancia en el Sector Cantábrico para Enaire”

Jesús Sánchez Bargos, Presidente de Thales España.