Aeropuerto de Brasilia, covid19
Aeropuertos, Destacamos, Latinoamérica

El Aeropuerto de Brasilia registra su peor abril en 25 años

El tráfico de pasajeros registrado en el aeropuerto de Brasilia del pasado mes de abril fue el peor de los últimos 25 años.

La pandemia de Covid-19 impactó dramáticamente en el flujo de pasajeros y aviones del aeropuerto de Brasilia.

En abril, la reducción de la demanda de vuelos empeoró y el movimiento registrado fue de tan solo 45.577 usuarios.

Este es el número de pasajeros más bajo registrado desde que Inframerica se hizo cargo de la concesión de la terminal aérea en 2012 y la marca más baja en los últimos 25 años que se ha registrado para la terminal aérea.

La caída en el tráfico de pasajeros en el mes alcanzó el 96,5%, en comparación con el mismo período del año pasado.

En abril de 2019, a pesar del impacto de la interrupción de las operaciones de Avianca, 1,3 millones de pasajeros viajaron por el aeropuerto de Brasilia. Mes en el que se registraron 11.418 aterrizajes y despegues, frente a los 1.659 actuales, del mismo mes de 2020.

El impacto en el tráfico internacional también fue grande, desde el 25 de marzo, todos los vuelos internacionales directos desde la capital a los nueve destinos que opera en el extranjero fueron suspendidos.

En abril, solo se registraron 11 operaciones internacionales, la gran mayoría de cargueros.

El aeropuerto de Brasilia es el tercero con mayor ocupación de Brasil y fue elegida la mejor terminal aérea de su categoría en 2019.

Reanudación de vuelos a finales de mayo:

A fines de mayo, el aeropuerto de Brasilia reanudó los vuelos a ocho destinos dentro d e Brasil. Con la inclusión de estos nuevos tramos, la terminal conectará la capital con 24 ciudades del país. La expectativa de una reanudación progresiva de los vuelos depende de la evolución de la propagación del Covid-19.

En la última semana de abril, el aeropuerto de Brasilia recibió 139 aterrizajes y despegues. Con las nuevas operaciones en la última semana de mayo, la terminal tendrá una frecuencia semanal de 249 vuelos. Un pequeño crecimiento, pero aún lejos de los más de 2.400 aterrizajes y despegues por semana y los 49 destinos que operaba antes de la pandemia.

Todas las operaciones cumplen con las medidas sanitarias requeridas por las autoridades. El aeropuerto ha intensificado la limpieza de la terminal utilizando productos de desinfección, además de separar mesas, sillas y señalizar una distancia segura en filas, mostradores y ascensores, entre otras acciones. También se continúa tomando la temperatura de todos los pasajeros que desembarcan en el aeropuerto, y un nuevo sistema verifica la temperatura de aquellos a bordo.