Aeropuerto, Málaga
Aeropuertos, Destacamos

El Aeropuerto de Málaga reabre la T3

El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol reabre hoy la terminal T3 para atender la recuperación de la actividad y la suma a las instalaciones de la T2 que han estado activas durante el periodo de estado de alarma.

Esta ampliación de instalaciones operativas tiene como finalidad ir adaptándose a la demanda y permitir una mayor capacidad en los procesos de facturación, control de seguridad y embarque.

El nuevo escenario añade a las instalaciones operativas hasta ahora el área de facturación de la T3, los filtros de seguridad de la T3, activos desde el sábado 27, y el muelle de embarque D. También contempla la apertura de
parte del muelle B cuando sea necesario. La facturación, el control de seguridad y el embarque se concentraban hasta ahora en la terminal T2 y su muelle C, como consecuencia de las restricciones a la movilidad de las personas por la pandemia y el Estado de Alarma y su incidencia en el tráfico aéreo.

Además, también se restablecen los servicios del aparcamiento general P1, que se suma a la oferta del parking Express (único activo durante el estado de alarma), y la Sala VIP.

El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ampliará las áreas operativas de manera progresiva con la recuperación de la actividad de las aerolíneas y valorará la puesta en servicio de nuevos espacios teniendo en cuenta la evolución de la situación sanitaria y económica en España, el levantamiento de las restricciones por parte de las respectivas autoridades gubernamentales y la evolución del tráfico aéreo.

La reapertura de la T3 forma parte del proceso general de reorganización en la red de aeropuertos de Aena con motivo del plan hacia una nueva normalidad, que tiene como objetivo conseguir una gestión más eficiente y garantizar que las operaciones puedan recuperarse al mismo tiempo que se incrementa la demanda de viajeros.

Aeropuerto preparado para la recuperación

Junto a la adaptación de las infraestructuras, el Aeropuerto de MálagaCosta del Sol ha implantado los protocolos recomendados por las autoridades sanitarias y de Transporte, tanto a nivel nacional como internacional, con objeto de garantizar la salud de pasajeros y trabajadores durante la recuperación operativa y de la movilidad.