El aeropuerto ha sido declarado insolvente por un juzgado alemán y se ha nombrado un administrador. El accionista mayoritario es el consorcio chino HNA.

Según lo difundido por la prensa alemana, un tribunal alemán ha dictaminado que el aeropuerto Hahn de Frankfurt es insolvente. Se ha nombrado como administrador al bufete de abogados Brinkmann & Partner, en un intento de revertir la situación actual del aeropuerto.

El aeropuerto, que se encuentra a casi dos horas en coche al oeste de Frankfurt, fue en su momento una base de Ryanair, siendo la low cost responsable del 97% de sus vuelos en el año 2007.

En los últimos 15 años, el número de vuelos regulares que utilizan el aeropuerto de Frankfurt Hahn ha ido disminuyendo de forma constante, incluso sin el impacto de la pandemia de COVID-19.

Se calcula que en el año 2007 el aeropuerto operaba en torno a 28.756 vuelos, aproximadamente 79 al día. Cifra que se redujo en un 70%, hasta los 8.590 vuelos en 2019. La situación ha sido aún peor en los últimos dos años debido a la pandemia de COVID-19.

Actualmente el 82,5% del aeropuerto está en manos del grupo chino HNA, que según ha trascendido se encuentra en bancarrota desde comienzos de este año. El 17,5% restante es propiedad del estado de Renania-Palatinado.