¿Aerolíneas Argentinas esta lista para el creciente mercado de la región?

por | 11 junio 2022

La principal aerolínea de Argentina informó que tras realizar un balance completo del 2021 su perdida se redujo un 34% respecto a 2019, por lo que es optimista pese a continuar en saldo negativo. 

Este balance, el cual fue previamente aprobado por la Auditoria General de la Nación a fines de abril y en los últimos días, también validado por la asamblea de accionistas y auditado por la firma internacional KPMG, arrojó un resultado negativo de 438 millones de dólares. Sin embargo, esta cifra resulta “alentadora” ya que al compararla con la perdida de 667 millones de 2019 muestra una recuperación de 229 millones. 

“Es significativo que los resultados de 2019, correspondientes a la gestión anterior, sean similares a los de 2020 habiendo la industria aérea atravesado la crisis más grande de su historia, cuando entre marzo y diciembre no tuvimos prácticamente operación más allá de los vuelos especiales”, comentó Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas. “aún en 2019 con niveles de perdida récord pero en un contexto sanitario y operativo estable, la empresa aportó 3.500 millones de dólares al PBI en concepto de Producto Bruto Aeroportuario, productividad e ingresos del turismo receptivo e interno. Es una falacia afirmar que la empresa no genera ni aporta nada al desarrollo económico.” 

Asimismo, la compañía redujo el pasivo en millas: en 2019 fue de 308 millones de dólares mientras que en 2021 fue de 212 millones. 

Sin embargo, ¿Estos resultados proyectan una recuperación de Aerolíneas Argentinas? 

Sin bien la pandemia continúa siendo la piedra en el zapato para los números verdes de la aviación en todo el mundo, también ha representado una nueva oportunidad al re diseñar el mercado aéreo. 

Esto lo han entendido muy bien los jugadores de la región que han lanzado una fuerte campaña de alianzas, fusiones y ajustado sus modelos de negocio. El mejor ejemplo de esto ha sido Avianca que le apunta a ser el grupo aéreo más fuerte de la región gracias a su estrategia con Gol y Viva, principalmente. 

En esta línea, Aerolíneas Argentinas ha hecho algo similar en busca de asegurar su viabilidad financiera, hacia fines de 2020, concretó la fusión con Austral, eliminando estructuras duplicadas en mantenimiento y otras áreas operativas, generando una mayor eficiencia en el uso de los recursos y utilizando la nueva capacidad ociosa para lanzar su proyecto de mantenimiento a terceros como unidad de negocios. 

De igual forma, la compañía se encuentra en un proceso de expansión de sus otras unidades de negocios: el transporte de cargas experimenta un franco crecimiento con envíos semanales de salmón proveniente de Chile a los Estados Unidos y semillas de maíz para cultivo, entre otros productos. También, su centro de entrenamiento y capacitación, recibe pilotos de otras líneas aéreas para su instrucción en simuladores: recientemente se firmaron contratos con Aeroméxico y Boliviana de Aviación. Una estrategia que responde a la necesidad de diversificar su flujo de caja como “salvavidas” en caso de que se requiera. 

La reactivación de su red de rutas es otro factor en el que trabaja la compañía, recientemente anunció la re apertura de sus vuelos a Roma y tiene planes de abrir trayecto a La Habana, entre otras rutas que ya se han retomado. 

En el nuevo contexto de la aviación en Latinoamérica, Aerolíneas Argentinas debe acelerar su reactivación ya que las amenazas de perder terreno en el mercado son reales. Sin una estrategia fuerte de retoma de la operación internacional, la compañía se arriesga a perder relevancia. Cabe mencionar que LATAM también prepara estrategias contundentes soportadas en los nuevos fondos que obtendrá tras su proceso de reorganización. 

Actualmente, Aerolíneas Argentinas se encuentra operando al 100% en su red doméstica y en un 62% en su red internacional. 

Nicolás Zorro

Nicolás Zorro

Comunicador social y periodista con posgrado en política de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá. Con más de siete años ocupando diferentes cargos en la industria aérea, es experto en aviación comercial y privada. Así mismo, posee gran interés en el desarrollo de temas de sostenibilidad y el uso de nuevas tecnologías amigables con el medio ambiente en el sector aéreo. Aeronave favorita: carguero MD-11