Aerolíneas Argentinas incorporó un Airbus A330-200

por | 22 abril 2022

Con el fin de reforzar su flota de largo radio, Aerolíneas Argentinas incorporó un avión Wide Body (fuselaje ancho o doble pasillo), modelo Airbus A330-200.

Se trata del primero de dos aeronaves de su tipo que la aerolínea incorporó en su plan de renovación de flota en reemplazo de otros que fueron retirados a finales del año pasado.

El avión, con matrícula LV-KAN, arribó a Argentina la semana pasada desde el aeropuerto de San Bernardino, en California.

“La aeronave fue modificada a nuevo íntegramente de acuerdo con los estándares de la compañía en cuanto a pintura, señalética, portaequipajes, configuración de asientos, tapizados, alfombras, iluminación y entretenimiento”, detalló oficialmente la línea aérea.

Este equipo cuenta con motores General Electric similares a los que operan los otros ocho Airbus 330 que Aerolíneas posee, lo que contribuirá en una máxima eficiencia en cuanto a los recursos de mantenimiento y uso de materiales.

“Este avión significa la puesta en marcha de una nueva etapa en el plan de renovación de flota de la compañía y va a servir para apuntalar el crecimiento de las frecuencias en vuelos internacionales y domésticos que venimos anunciando”, dijo el CEO de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani.

“Los A-330 se adaptan perfectamente a las necesidades de la empresa desde el punto de vista técnico y operativo, aportando la versatilidad necesaria para volar tanto las rutas internacionales como rutas domésticas en períodos de alta demanda”, agregó Aerolíneas.

Además, cuentan con la certificación internacional ETOPS (Extended Range Twin Engine Operation Performance Standards) que habilita a los aviones bimotores a realizar operaciones de largo alcance con altos márgenes de seguridad y una mayor eficiencia en sus planes de vuelo.

Alberto López

Alberto López

Apasionado por la aviación, profesional en comunicaciones y periodismo, piloto aviador comercial y despachador; más recientemente, docente universitario. Trabajé por siete años en TACA, en Operaciones Aéreas como despachador, con acreditación de la FAA. Mi segunda profesión, comunicaciones y periodismo, me permite escribir con pasión absoluta sobre el maravilloso mundo de la aviación.