Aeroméxico suspende sus operaciones a Ecuador por seis meses

por | 29 mayo 2024

Aeroméxico anunció este lunes que suspenderá sus vuelos a Quito, Ecuador, durante seis meses debido a una baja en el número de pasajeros y en medio de la crisis diplomática entre México y Ecuador.

Las operaciones que unen a la capital ecuatoriana con Ciudad de México quedarán suspendidas del 1 de julio al 18 de diciembre próximos «debido a la reducción de oferta en la ruta», detalló la aerolínea de bandera mexicana a sus clientes.

Ambos países rompieron relaciones luego de que la noche del pasado 5 de abril un comando policial de élite ecuatoriano irrumpió en la embajada mexicana en Quito para detener al refugiado exvicepresidente Jorge Glas, acusado de corrupción, pero quien pidió asilo a México, bajo el argumento persecución política en su contra.

México, el primero en anunciar la ruptura, mantiene cerrada su embajada, por lo que los ecuatorianos deben viajar a Perú o Colombia para tramitar la visa en oficinas consulares mexicanas. La embajada ecuatoriana en la capital mexicana también está inactiva y cualquier papeleo se debe realizar en Guatemala o Estados Unidos.

Los dos gobiernos libran ahora una batalla en la Corte Penal Internacional, ante la cual México acusó a Ecuador de violar la Convención de Viena de 1961, que garantiza la inviolabilidad de las sedes diplomáticas. El gobierno mexicano reclama que Ecuador pague los daños por el inédito asalto y que sea suspendido como miembro de las Naciones Unidas.

Aeroméxico ya venía de haber aumentado su frecuencia de operación a Quito con hasta 12 vuelos semanales. Los vuelos eran operados con la flota Boeing 737-700 y el Boeing 737-800. Mientras que las frecuencias tenían también el objetivo de fortalecer las conexiones a destinos nacionales como Guadalajara, Cancún, Monterrey, entre otros.

Alberto López

Alberto López

Apasionado por la aviación, profesional en comunicaciones y periodismo, piloto aviador comercial y despachador; más recientemente, docente universitario. Trabajé por siete años en TACA, en Operaciones Aéreas como despachador, con acreditación de la FAA. Mi segunda profesión, comunicaciones y periodismo, me permite escribir con pasión absoluta sobre el maravilloso mundo de la aviación.