Boeing llega a un acuerdo en el juicio por el accidente de Spanair 

por | 2 abril 2024

El pasado 20 de marzo Boeing llegó finalmente a un acuerdo, por una cantidad no revelada, en el juicio que provocó la muerte de 154 pasajeros y miembros de la tripulación en España del vuelo JK5022 hace más de 15 años. 

El caso se presentó contra Boeing como fabricante del avión, un MD-82, a través de su adquisición de McDonnell Douglas. El bufete demandante alegó que Boeing conocía un defecto mecánico que aumentaba el riesgo de error durante el despegue, pero no aplicó una solución, que conocía, a todos sus aviones de ese modelo. 

El accidente

El vuelo 5022 de Spanair (JK5022) era un vuelo doméstico regular de pasajeros entre Madrid-Barajas y Gran Canaria que sufrió un accidente justo después del despegue desde la pista 36L del aeropuerto de Barajas a las 14:24 CEST (12:24 UTC) del 20 de agosto de 2008. El avión era un McDonnell Douglas MD-82 con matrícula EC-HFP. De los 172 pasajeros y tripulantes a bordo, 154 murieron y 18 sobrevivieron.

Cinco segundos después de que el avión despegara del suelo, se activó el sistema de aviso de entrada en pérdida y posteriormente, el de excesivo ángulo de alabeo. El avión se elevó hasta una altura de 40 pies (12 metros) del suelo, se desvió a la derecha, perdió altitud y se estrelló en las inmediaciones de la pista.

Fue el único accidente mortal de Spanair (parte del Grupo SAS) en los 25 años de historia de la compañía, el 14º accidente mortal y la 29ª pérdida de aeronave que involucraba un avión de la serie MD-80. Fue el accidente de aviación en España con más muertos desde el vuelo 11 de Avianca de 1983 y es el cuarto peor accidente de la historia de la aviación española.

La investigación y los litigios

La investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil española (CIAIAC) determinó que la causa principal del accidente fue un fallo humano: la tripulación se olvidó de desplegar los flaps y slats, hasta tres veces en diferentes listas de comprobación. Esto hizo que el avión entrara en pérdida justo después del despegue y los pilotos perdieran el control del aparato. Además, falló la alarma TOWS de la aeronave que debía haberles avisado sobre dicho olvido. Este fallo del TOWS fue precisamente el que el bufete de abogados alegó como causante del accidente, pues Boeing conocía que este error existía, hubo dos accidentes con causas similares con anterioridad, pero no emitió directiva alguna para corregirlo.

En diciembre de 2011, el juez que investigaba el caso llevó a juicio a dos técnicos de mantenimiento, que revisaron el aparato antes del accidente, acusados de homicidio imprudente y lesiones, pero en septiembre de 2012 la Audiencia Provincial de Madrid archivó la causa penal al considerar que la responsabilidad final del accidente fue de los pilotos.

Aunque inicialmente hubo varios bufetes de abogados implicados en el litigio, sólo Brent Coon & Associates resistió y luchó por un juicio para sus clientes. Después de todas las disputas legales en Estados Unidos, los Tribunales de lo Civil en España finalmente permitieron que el litigio avanzara hasta el juicio en España, 15 años después de que el vuelo JK5022 de Spanair se estrellara, matando a 154 personas. 

Brent Coon, cuyo bufete asumió la representación desde el principio de la demanda inicial en California declaró:  «Llevamos más de una década luchando por estas víctimas y sus familias. Ha sido extraordinariamente frustrante ver cómo Boeing esquivaba rendir cuentas durante tanto tiempo, y conseguir convencer a nuestro propio poder judicial de que las víctimas tendrían un juicio rápido y justo en España. Sabían que no iba a ser así, y mostraron su verdadera cara una vez que obtuvieron las sentencias que lo devolvían todo a los tribunales españoles, que rara vez se ocupan de este tipo de litigios complejos. No nos sorprendió verles interponer múltiples y prolongados recursos contra las sentencias de primera instancia para retrasar aún más el asunto y desgastar a estas familias, que ya estaban devastadas por la pérdida de sus seres queridos e impacientes por aguantar recurso tras recurso. Pero capeamos todos los temporales y conseguimos una fecha definitiva para el juicio. Esto nos ha permitido negociar un acuerdo justo sobre nuestras reclamaciones, y estas familias por fin pueden tener un final».   La supervisión del sector aéreo por parte del gobierno español es francamente deficiente; de lo contrario, probablemente no se habría permitido que esto sucediera», afirma el Sr. Coon. 

Iván De Miguel Pérez, abogado español de los demandantes, declaró: «Estos últimos acontecimientos nos han permitido comprobar que por fin se hace justicia a las personas que hemos representado durante tanto tiempo en un trágico accidente que se produjo como consecuencia de una negligencia a gran escala. Aunque los términos de los acuerdos son confidenciales, creemos que nuestros clientes están recibiendo la cantidad máxima que les habría concedido el tribunal en virtud de las leyes aplicables a este tipo de reclamaciones en el derecho español.   Ha sido un placer trabajar con Brent Coon & Associates como su abogado local español y esperamos volver a trabajar con un equipo tan dedicado de abogados y personal. Simplemente no se rinden».

En este enlace se puede ver un documental de la CBS sobre el accidente https://youtu.be/6Th5IKV1UIU

Avion Revue

Avion Revue

Fundada en 1982 Avion Revue Internacional es líder en la información aeronáutica en español. Desde su creación ha reflejado cada aspecto de la aviación, desde la aviación comercial a la militar, pasando por el sector aeroespacial, la historia, la técnica y la aviación ejecutiva. Mes tras mes, Avion Revue cubre todas las novedades y noticias destacadas del mundo de la aviación tanto nacional como internacional, en España y Latinoamérica.