Colombia: ¿Por qué las autoridades lanzaron campaña para incentivar el buen comportamiento de pasajeros?

por | 1 julio 2022

A inicios de este mes, el Ministerio de Transporte, La Aeronáutica Civil, y el gremio de las aerolíneas representado en la IATA lanzaron la campaña #PasajeroEjemplar con el fin de promover el buen comportamiento de los viajeros en los aeropuertos y a bordo de las aeronaves. 

El motivo, según los datos recogidos por la Aeronáutica Civil, entre los años 2021 y 2022, se han registrado 205 quejas que han sido procesadas y sancionadas por pasajeros disruptivos en aeropuertos y a bordo de aeronaves. 

Según la normativa colombiana, un pasajero sea considerado disruptivo y puede acarrear una sanción cuando no respeta las normas de conducta en un aeropuerto o a bordo de una aeronave, o que no respeta las instrucciones del personal de aeropuerto o de los miembros de la tripulación. 

Entre estas malas conductas las cuales son sancionadas por la ley se encuentran: 

  • Agresión, intimidación, amenaza o acto temerario intencional que pone en peligro el orden o la seguridad de los bienes o las personas. 
  • Agresión, intimidación, amenaza o interferencia en el desempeño de las funciones de un miembro de la tripulación, o que disminuye la capacidad de éste para desempeñar dichas funciones. 
  • Acto temerario intencional o daño a una aeronave, su equipo o estructuras y equipo de atención que ponen en peligro el orden y la seguridad operacional de la aeronave o la seguridad de sus ocupantes. 
  • Comunicación de información que se sabe que es probadamente inconsistente, poniendo en peligro, la seguridad operacional de una aeronave en vuelo.
  • Desobediencia de órdenes o instrucciones legítimas impartidas por las autoridades con la finalidad de realizar operación segura, ordenada o eficiente. 

Otros comportamientos considerados disruptivos abordo de una aeronave son: 

  • Fumar en los baños o en la cabina del avión. 
  • Alterar indebidamente un detector de humo u otro dispositivo relacionado con la seguridad de las operaciones. 
  • Hacer funcionar un aparato electrónico cuando esté prohibido 

Es por eso que, la Campaña #PasajeroEjemplar está a portas de cumplir su primer mes con estrategias de difusión en aeropuertos, medios masivos y redes sociales, y la cual fue construida en conjunto entre Gobierno Nacional, operadores aéreos y las autoridades de Policía. 

¿Por qué tanta indisciplina? 

A comienzos del pasado mayo, un vuelo de Avianca realizó una parada no prevista en Cancún con el objetivo de desembarca a un pasajero disruptivo que «durante el vuelo el comportamiento del pasajero y su intención de abrir una de las puertas del avión despertó las alertas de la tripulación, la cual, de manera oportuna, lo controló -tal como la normatividad lo indica- para evitar que se pusiera en riesgo el vuelo» comentó la aerolínea en un comunicado. 

Esta situación, más allá de lo disparatada, demostró el riesgo real para todo el vuelo que puede provocar un pasajero disruptivo. 

En este caso en particular los motivos no fueron claros pero la gran mayoría de las veces se dan por el inconformismo de viajeros en seguir las normas y en algunos casos por incumplimientos de las aerolíneas que provocan agresiones al personal de las mismas. 

Por esta razón varias veces las autoridades policiales han tenido que intervenir en mostradores e incluso dentro de las aeronaves para controlar diferentes situaciones de orden público. Cabe resaltar que según el Reglamento Aéreo Colombiano el capitán de la aeronave tiene la autoridad para retirar a cualquier pasajero que considere pone en riesgo la seguridad del vuelo. Esto, por supuesto, es algo que se quiere evitar a través de la Campaña #PasajeroEjemplar a través de la prevención y educación.  

Por último, es importante añadir que la calidad del servicio prestado por las compañías aéreas también juega un rol en este tema pues, sin ánimo de justificar la indisciplina, es claro que clientes felices no suelen ser disruptivos, por lo que es coherente hacer un llamado a las aerolíneas para que mantengan niveles de servicio y cumplimiento del mismo.  

Actualmente las autoridades clasifican la actividad disruptiva en cuatro niveles incrementando la gravedad del comportamiento y su respectiva sanción: 

  • Nivel 1. Conducta disruptiva verbal. 
  • Nivel 2. Conducta física abusiva. 
  • Nivel 3. Conducta amenazante para la vida (o despliegue de armas). 
  • Nivel 4. Irrupción o intento de irrumpir en el compartimento de la tripulación de vuelo. 
Nicolás Zorro

Nicolás Zorro

Comunicador social y periodista con posgrado en política de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá. Con más de siete años ocupando diferentes cargos en la industria aérea, es experto en aviación comercial y privada. Así mismo, posee gran interés en el desarrollo de temas de sostenibilidad y el uso de nuevas tecnologías amigables con el medio ambiente en el sector aéreo. Aeronave favorita: carguero MD-11