Aviación Comercial, Industria

Embraer planea el desarrollo de un avión turboprop regional

Embraer planea finalmente el desarrollo de su avión turboprop regional, dirigido al mercado de entre 70 a 100 asientos.

Por Alberto López

El proyecto no es nuevo, pues el fabricante brasileño ha estudiado el concepto desde mediados de la última década, pero los cambios en el perfil del mercado y la cercana fusión con Boeing pospusieron el progreso del proyecto.

Aún en los inicios de Embraer, en 1968, se apostó por el concepto de la aeronave turboprop regional, aunque de menor tamaño de lo que hoy se planea, con el modelo Embraer EMB 110 Bandeirante (como en la foto histórica que acompaña esta nota).

El jefe de marketing y estrategia de Embraer Aviación Comercial, Rodrigo Silva, dijo que el programa debería servir a mercados con baja demanda y aeropuertos a los que es difícil llegar en aviones comerciales de mayor tamaño. Además, la intención es utilizar nuevas tecnologías para hacer que el modelo sea más ecológico en todas las etapas de la operación.

Con los avances en el proyecto, Embraer está apostando por el uso masivo de nuevas tecnologías para ganar cuota de mercado contra las aeronaves establecidas en este sector del mercado, como los modelos exitosos del francés ATR y el canadiense Dash-8.

Sin embargo, la evolución de un avión turbopropulsor dependerá de una reacción del mercado de aviación regional, en la post pandemia. Aunque tiene potencial de crecimiento a mediano plazo, los costos involucrados en el desarrollo pueden ser un desafío adicional en la actualidad para la industria aeroespacial.

El proyecto básico, basado en las tecnologías actuales, podría completarse a mediados de 2025.  Pero si Embraer opta por un modelo disruptivo, con propulsión híbrida o eléctrica, el proyecto podría completarse solo después de 2030.

Embraer no tiene todavía calendario oficial para el lanzamiento de un futuro avión.