KLM, carga
Aviación Comercial, Destacamos

KLM realiza el 100º vuelo con carga en cabina

En los últimos meses, más de 150 empleados de KLM han trabajado en el concepto de “Cargo in-Cabin” (Carga en Cabina)  para transportar más de 85 millones de mascarillas para la lucha contra la COVID-19.

Vuelo tras vuelo, la aerolínea ya ha llegado el pasado 15 de octubre, al vuelo número 100 de esta modalidad.  El avión utilizado en esta ocasión es uno de los tres Boeing 747 Combi reintroducidos en la operativa de la compañía el pasado mes de abril.

Desde ese mes, KLM estableció un puente aéreo con China, que tiene una gran importancia estratégica para los Países Bajos.

Carga transportada en los asientos de pasajeros

Lo que parecía inconcebible a principios de año, es ahora una realidad. El espacio adicional se crea sobre la base de este innovador concepto de transporte de carga. Lo que cabe en la cabina corresponde a aproximadamente seis palés grandes – alrededor del 40% de la capacidad total de carga de la aeronave. El espacio extra se está utilizando para transportar suministros médicos adicionales a los Países Bajos.

Máscarillas faciales

Cada semana, unos siete vuelos de “carga en cabina” salen para Shanghái. Más del 90% de la carga del avión consiste en mascarillas faciales. Además, se transportan otros suministros médicos, incluyendo guantes y batas quirúrgicas. En total, KLM ha transportado más de 80.000 cajas y más de 85 millones de mascarillas. Aparte de su contribución humanitaria, el concepto de “Carga en Cabina” ha permitido generar ingresos adicionales durante este período de crisis.

Trabajo en equipo

Desde la aerolínea explican que llegar hasta el vuelo número 100 de “Carga en Cabina” no ha sido un trabajo fácil. Para ello fue necesario mucho trabajo en equipo entre colaboradores de diferentes departamentos de KLM y de los aeropuertos en los que opera la compañía, con el fin de desarrollar y mejorar aún más el concepto. Por ejemplo, ahora es posible transportar más y completar el proceso de carga y descarga aún más rápido, lo cual es particularmente útil durante una tormenta.

Un grupo de 60 empleados de KLM Cargo han sido formados para trabajar en estos vuelos, llevando a cabo estas tareas de forma voluntaria y en combinación con sus otras responsabilidades. Tan pronto como la solicitud fue lanzada por el departamento de Servicios a Bordo y Operaciones de Vuelo, un gran número de colaboradores expresaron su interés en convertirse en coordinadores de “Carga en Cabina”. Esto ha permitido que el número de vuelos de “Carga en Cabina” pudiera aumentar hasta los actuales 100.