A350, Lufthansa, Airbus
Aviación Comercial, Destacamos

Lufthansa sustituirá temporalmente sus B747 y A340 por A350

Lufthansa sustituirá, temporalmente, en invierno sus multimotores Boeing 747-8 y Airbus A340-300 por los más eficientes bimotores de largo radio Airbus A350-900.

Por Alberto López

La aerolínea alemana  desplegará cuatro de los Airbus A350-900 desde su centro de operaciones en Frankfurt.

En ese sentido, en los próximos meses, el A350-900 servirá a Chicago y Los Ángeles desde Frankfurt, lo que significará una sustitución temporal del Boeing 747-8 durante este periodo de tiempo.

Además, a partir de diciembre próximo, el moderno avión también volará desde Frankfurt a Tokio-Haneda en lugar del Airbus A340-300.

La flota de A350-900 de Lufthansa abarca actualmente 16 aviones con base en Munich. Debido a la fuerte reducción del número de vuelos ofrecidos como consecuencia de la pandemia, solo siete de estas aeronaves operarán inicialmente en Munich en la temporada de invierno 2020/2021 en las rutas hacia América del Norte y Asia.

Con este cambio temporal, el Airbus A350 tendrá como base Frankfurt, actualmente solo Munich tiene una base para el nuevo modelo. Los cambios de equipos en las rutas permanecerán vigentes hasta al menos marzo de 2021, cuando finalice el invierno en Europa.

Lufthansa resaltó que el A350-900 se considera un producto de primera calidad para los pasajeros y, además, un equipo altamente amigable con el medio ambiente.

Precisamente, en las rutas a Los Ángeles y Chicago que actualmente operan el Boeing 747-8, Lufthansa calculó que, durante este período de cambio de aeronave, se consumirá hasta un 12% menos de combustible, lo que generará menos costos operativos en estas rutas.

Además de la reducción en consumo de combustible, la nueva aeronave más eficiente emitirá menos dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Los nuevos motores y el nuevo diseño, permiten que el A350 sea significativamente más eficiente que el 747-8 y el A340-300, principalmente.

Al sumar los factores, la línea aérea alemana gastará menos para mantener las rutas importantes, en un momento delicado de la industria de la aviación global, donde todo ahorro permite que las empresas aéreas puedan seguir volando.