¿Por qué la IATA pide revisar los precios del combustible en Brasil?

por | 14 diciembre 2023

El pasado 15 de agosto la compañía petrolera estatal de Brasil, Petróleo Brasileiro SA (Petrobas), aumentó los precios domésticos del combustible con el objetivo de reducir la brecha de costos con los mercados internacionales. En concreto, se trató de un incremento del 16% por litro y el del diésel en un 26%, una medida con un impacto inflacionario del 0,40%.

Según la compañía, la medida era necesaria para “reequilibrar con el mercado y los valores marginales”. Sin embargo, la magnitud del ajuste sorprendió a los analistas económicos y al propio JP Morgan Chase & Co que elevó su pronóstico de inflación de agosto a 0,19% desde 0,12%, y el de septiembre a 0,36% desde 0,25%.

Habiéndose cumplido cerca de 4 meses del ajuste, La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) solicitó al Gobierno brasileño y a Petrobras que modifiquen la forma en que se cobra el combustible para aviones con el fin de reducir los costos.

Según IATA, los precios locales no solo no reflejan la realidad de un país productor de petróleo como lo es Brasil, sino que también son excesivamente elevados. Esto hace que el costo del combustible sea uno de los principales retos que afronta el sector aéreo en el país.

Cabe destacar que el combustible representa el 40% de los costos de las aerolíneas en Brasil, 10 puntos por encima del promedio global en momentos de «precios globales del combustible excepcionalmente altos».

“La posición monopolística de Petrobras y los costos administrativos adicionales que cobran los proveedores hacen que los precios del combustible para aviones se inflen artificialmente”, comentó Peter Cerdá, responsable de IATA en las Américas.

De esta manera, la asociación hace un nuevo llamado a la reducción de los costos del combustible en Brasil. Una petición que se ha hecho desde hace mucho tiempo en uno de los mercados aéreos más grandes e importante de las Américas.

Nicolás Zorro

Nicolás Zorro

Comunicador social y periodista con posgrado en política de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá. Con más de siete años ocupando diferentes cargos en la industria aérea, es experto en aviación comercial y privada. Así mismo, posee gran interés en el desarrollo de temas de sostenibilidad y el uso de nuevas tecnologías amigables con el medio ambiente en el sector aéreo. Aeronave favorita: carguero MD-11