Aviación Comercial, Industria

Repsol paraliza su refinería de Tarragona por el desplome en la demanda de queroseno

Repsol detiene su actividad por 21 días para mitigar la caída en la demanda de combustible de aviación.

El parón del tráfico aéreo por el COVID19 ha tenido consecuencias para Repsol. La compañía petrolera paraliza durante al menos 21 días la actividad de su refinería de Tarragona, una instalación que produce 1,1 millones de toneladas de queroseno al año.

Es una medida inédita en los 40 años de historia del complejo industrial, y la empresa la justifica como parte de una “decisión operativa” para minimizar la acumulación de stocks tras el desplome de la demanda. Hay 172 trabajadores afectados por el parón de actividad, pero Repsol no plantea, de momento, adoptar ningún ERTE ni recortes de personal. Concederá a los empleados permisos y les ofrecerá cursos de formación mientras no puedan volver al trabajo activo.

El queroseno supone solo una parte de lo que produce Repsol en Tarragona, donde refina desde 1971 y tiene capacidad para dar salida a unos 180.000 barriles por día. Los volúmenes anuales de gasoil alcanzan los 4 millones de toneladas, 2,2 millones de fuel y 1,5 millones de toneladas de gasolina.