United considera que tendrá pérdidas por falta de operación del MAX 9

por | 26 enero 2024

United Airlines advirtió que espera pérdidas en el primer trimestre de este año, debido a la paralización de sus aviones Boeing 737 MAX 9, aunque superó las expectativas de analistas para el cuarto trimestre.

La decisión de la aerolínea estadounidense de dejar en tierra su flota de 737 MAX 9 se dio en medio de un intenso escrutinio al fabricante Boeing por el reciente percance a bordo de un avión de Alaska Airlines, en el que un panel se desprendió en pleno vuelo y dejó un hueco en el fuselaje, lo que forzó un aterrizaje de emergencia. A pesar de que no hubo víctimas o heridas graves en ese episodio del 5 de enero pasado, los reguladores en Estados Unidos dejaron en tierra 171 aviones de la flota 737 MAX 9 que tenían la misma configuración que la aeronave involucrada en el incidente.

El lunes anterior, United dijo que espera pérdidas de entre 35 y 85 centavos por acción en los primeros tres meses de 2024, al citar el probable impacto financiero que implica la decisión de estacionar sus aviones de ese modelo.

Para el último trimestre de 2023, la aerolínea estadounidense reportó ganancias de US$600 millones sobre ingresos operativos de US$13.600 millones, casi un 29% menos que en el mismo período del año pasado.

Sin embargo, anualmente, United reportó ganancias US$2.600 millones, un gran aumento respecto al 2022, cuando obtuvo $737 millones de dólares.

Por otra parte, United Airlines estudia cancelar su pedido del Boeing 737 MAX 9, debido a los defectos encontrados en la tapa de la puerta de emergencia del 737 MAX 9 que mantiene paralizados estos aviones hasta nuevo aviso. La compañía también saca a este avión de su proyección de flota para 2024. La tapa de la puerta de emergencia del MAX 9 está considerada en los MAX 10 con el fin de ofrecer la capacidad para hasta 230 pasajeros.

Alberto López

Alberto López

Apasionado por la aviación, profesional en comunicaciones y periodismo, piloto aviador comercial y despachador; más recientemente, docente universitario. Trabajé por siete años en TACA, en Operaciones Aéreas como despachador, con acreditación de la FAA. Mi segunda profesión, comunicaciones y periodismo, me permite escribir con pasión absoluta sobre el maravilloso mundo de la aviación.