Bombardier
Aviación Ejecutiva, Destacamos

Bombardier apuesta a su nueva planta en Toronto Pearson con importante inversión

Bombardier anunció la construcción de su nuevo centro de ensamblaje de sus jets ejecutivos, en el Aeropuerto Internacional Toronto Pearson, con una inversión de US$400 millones.

Por Alberto López

Bombardier proporcionó más detalles sobre la construcción de su nueva instalación de vanguardia en el Aeropuerto Internacional Toronto Pearson que optimizará las operaciones de ensamblaje final para su familia de jets de negocios, incluido el avión insignia de la industria, el Global 7500.

En camino de completarse en 2023, la instalación proporcionará un nuevo hogar al Global Manufacturing Center, que actualmente se encuentra en las cercanías de Downsview, en Ontario. El proyecto, que representa una inversión privada de Bombardier de aproximadamente US$400 millones, proporcionará empleo continuo a los 2.000 empleados que trabajan actualmente en las instalaciones de Bombardier en Downsview.

“Vinimos aquí hoy para mostrarles de primera mano que la construcción de nuestro nuevo centro de excelencia de fabricación global avanza según lo planeado”, dijo el CEO de Bombardier, Éric Martel.

“Estamos extremadamente orgullosos de las personas que han estado produciendo nuestros mejores jets ejecutivos durante décadas aquí en Ontario, y con la creciente demanda de aviones de cabina grande y largo alcance, esperamos poder brindarles a nuestros equipos un nuevo entorno de trabajo de vanguardia”, agregó Martel.

La planta de Downsview se construyó en la década de 1960, y la transición a la nueva instalación de 770.000 pies cuadrados en el aeropuerto Pearson en Mississauga reducirá significativamente la huella industrial y ambiental de Bombardier en el área.

La empresa está aprovechando la oportunidad de incorporar tantas características ambientalmente responsables como sea posible. El consumo de energía se reducirá en poco menos del 60% al enfocarse en elementos de iluminación naturales y más eficientes, y los métodos de calefacción más nuevos y los sistemas de procesamiento actualizados reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero en más de la mitad.

Se utilizará una cantidad considerablemente menor de agua en el proceso de fabricación gracias a las modificaciones implementadas en el flujo de trabajo del taller de procesamiento. En paralelo, se favorecerá el uso de vehículos eléctricos para el transporte dentro de las instalaciones y tres tanques de combustible de aviación sostenible (SAF) proporcionarán combustible para las aeronaves que partirán para entrega.

Durante el evento, Bombardier también confirmó que seguirá activo en la creación de oportunidades educativas y laborales para las futuras generaciones de talento aeroespacial en el área metropolitana de Toronto, particularmente a través de su participación continua en el consorcio DAIR.

El consorcio, que la empresa cofundó con Centennial College, impulsa la investigación y el desarrollo colaborativos locales para ayudar a las pequeñas y medianas empresas aeroespaciales a crecer.

Según Martel, “nuestra estrategia continua es apoyar aún más la innovación local, aprovechar el ingenio de los futuros profesionales aeroespaciales y enriquecer nuestra cadena de suministro local. Nuestra participación con DAIR nos permite hacer realidad esta visión y es una que valoramos mucho”.

Martel también enfatizó la importancia de las asociaciones locales para facilitar la transición exitosa a un nuevo sitio de producción. “Quiero agradecer a la ciudad de Mississauga y al municipio regional de Peel, así como a nuestros socios de la Autoridad de Aeropuertos del Gran Toronto por hacernos sentir realmente bienvenidos en nuestro futuro nuevo hogar aquí en Mississauga”, expresó.

“Estoy muy orgulloso que Bombardier, una de las compañías de aviación más innovadoras del mundo, haya elegido hacer esta importante inversión en Mississauga”, dijo la alcaldesa de Mississauga, Bonnie Crombie. 

“Al abrir su nuevo centro de excelencia de fabricación global en nuestra ciudad, Bombardier fortalecerá nuestro sector de la aviación de clase mundial al continuar su relación con empresas con sede en Mississauga que brindan capacidades de vanguardia para respaldar a la familia de aviones comerciales globales de Bombardier. Espero trabajar con Bombardier y Pearson para encontrar nuevas formas de llevar más inversión aeroespacial a Mississauga”, confirmó la funcionaria.