Aviación Ejecutiva

Bombardier podría vender su división de aviones ejecutivos a Textron

Desvelada por el Wall Street Journal, la noticia no es nueva, pero esta vez sí parece que tenga visos de ser algo más que un rumor. La deuda que arrastra el fabricante de trenes, aviones y motores deportivos canadiense es de 9.000 millones de dólares y su CEO, Allain Bellamair ha repetido en varias ocasiones que su intención es liquidar esa deuda cuanto antes.

Según el rotativo, se están manteniendo conversaciones con directivos de Textron Inc. desde hace algunas semanas, aunque su fuente afirma que “puede que no se llegue a nada, pero esta vez parece muy posible”.

Bombardier ya se ha desprendido de los programas CSeries, Q400, CRJ y CL-415 y las ventas de aviones ejecutivos no levantan cabeza desde 2008. En la pasada conferencia de inversores del pasado 16 de enero, su Ceo sorprendió a muchos al afirmar que “estaba evaluando la futura participación” de Bombardier en la sociedad que gestiona el Airbus A220 y que su foco estaba puesto en “buscar activamente alternativas para eliminar cuanto antes la deuda que arrastra la compañía”.

De modo que Bombardier no puede hacer mucho más para reducir su deuda en un plazo razonable que vender también la división de aviones ejecutivos.

La lista de potenciales compradores es bien corta

El mercado global de aviones ejecutivos roza las 700 unidades entregadas al año. En el mercado hay ahora 40 modelos de aviones compitiendo por esas ventas, de modo que el comprador potencial debe ser uno que tenga una oferta complementaria con la de Bombardier.

Eso deja fuera a Gulfstream y Dassault quienes tienen modelos que compiten con los Global del canadiense. Los Challenger y los modelos menores del Global sí podrían llenar un hueco en la gama de Embraer, pero la brasileña está asociada con Boeing (aunque no en su división de aviones ejecutivos) de modo que es poco probable y además Boeing no parece que pueda en estos momentos con otro bocado más.

Por tanto Textron Aviation parece el comprador óptimo. Su gama se centra en los aviones ligeros y medios y su programa Citation Hemisphere, fue “pausado” en 2019. Habría solapamiento con los Learjet y Challenger 350, que sí competirían con el Citation Longitude. Pero a cambio podría completar su gama por arriba con los Challenger 650 y los Global, permitiendo ofrecer al mercado una gama completa, desde el nivel de entrada hasta el tope de gama.

Textron vendió 204 aviones ejecutivos en 2019, Bombardier 142, de modo que combinados sumarían el 55% del mercado.