Aviación militar

13 Protector adicionales para la RAF

Se ha firmado un contrato de 195 millones de libras esterlinas para otros 13 aviones Protector de última generación. El Ministro de Defensa, Jeremy Quin, anunció el nuevo contrato durante una visita a GKN Aerospace (GKNA), que fabrica piezas clave de los aviones en la Isla de Wight.

El Protector es un sistema de aeronaves pilotadas por control remoto (RPAS) que proporcionará una capacidad de vigilancia crítica para la RAF y estará equipado con un conjunto de equipos de vigilancia y armas de ataque de precisión para desplegarlo contra posibles adversarios en todo el mundo, todo ello operado desde la RAF de Waddington, en Lincolnshire.

Ya se han encargado 16 aviones a General Atomics Aeronautical Systems Inc (GA-ASI) y se espera que entren en servicio en la RAF a mediados de 2024, duplicando la capacidad que ofrece actualmente el Reaper. La inversión también incluye cuatro estaciones de control en tierra adicionales y el equipo de apoyo asociado.

En las instalaciones de GKNA en Cowes, el ministro Quin pudo comprobar de primera mano cómo el programa beneficia a la industria británica, ya que ésta fabrica las colas en V para el Protector y otras variantes del SkyGuardian para clientes de todo el mundo, incluidos Bélgica y Australia, tras su asociación con GA-ASI.

El Ministro de Defensa, Jeremy Quin, declaró: «Nuestra flota de dieciséis aviones Protector, equipados con tecnología ultramoderna, proporcionará a la RAF un amplio alcance global que nos permitirá vigilar y proteger el espacio de batalla durante horas.

El programa Protector cuenta con la participación de la industria de todo el Reino Unido, ya que las piezas vitales del avión se fabrican en la isla de Wight, lo que permitirá mantener puestos de trabajo altamente cualificados durante muchos años.

El compromiso de contar con una flota de 16 aviones Protector se ha recogido en el Documento de Mando de la Defensa y está respaldado por el aumento de 24.000 millones de libras en el presupuesto de defensa para los próximos cuatro años.

Con 12 socios de la industria británica, el programa reúne a proveedores de tecnología y servicios líderes en el mundo para que trabajen con GA-ASI, apoyando más de 200 puestos de trabajo en el Reino Unido y reinvirtiendo 400 millones de libras en la industria británica.

El Protector se desplegará en un amplio abanico de operaciones de inteligencia, vigilancia, localización de objetivos y reconocimiento (ISTAR), en las que su capacidad para volar de forma constante durante un máximo de 40 horas ofrece a la RAF una capacidad ISTAR armada enormemente mejorada.

El responsable principal del programa Protector, el comodoro del aire Richard Barrow, declaró: El contrato para los 13 aviones Protector adicionales, que elevan el total a 16, es un hito importante para el Reino Unido. Cuando el Protector entre en servicio en 2024, la Defensa del Reino Unido dará un enorme salto adelante en cuanto a capacidad, dándonos la posibilidad de operar globalmente con esta plataforma de vanguardia y altamente adaptable.

Los tres primeros aviones se encargaron el año pasado, y los dos primeros ya se han completado y se encuentran actualmente en fase de prueba y evaluación en Estados Unidos. La primera entrega de aviones a la RAF será en 2023.

A finales de este año, la capacidad del Protector se demostrará en el Reino Unido. Un avión SkyGuardian surcará los cielos de Lincolnshire antes de participar en el ejercicio Joint Warrior desde la RAF de Lossiemouth.

El Protector tendrá que cumplir las estrictas normas de certificación de seguridad de la OTAN y del Reino Unido, lo que significa que podrá operar en el espacio aéreo civil. Por lo tanto, también estará disponible, si se le solicita, para apoyar a las agencias civiles en el Reino Unido, por ejemplo en misiones de búsqueda y rescate y de respuesta a desastres.

La flota también contará con protección avanzada contra el hielo y los rayos, lo que proporcionará a la RAF una flexibilidad sin precedentes para operar en condiciones meteorológicas adversas.

Los aviones utilizarán enlaces de datos mejorados y llevarán armas de ataque de precisión de última generación y baja colateralidad: el misil Brimstone, de fabricación británica, y la bomba guiada por láser Paveway IV.