Battlefield Airborne
Aviación militar, Destacamos

Adjudicado gran contrato de mantenimiento para el nodo de comunicación Battlefield Airborne

El 21 de enero,  el equipo Hanscom de la USAF otorgó un contrato valorado en 3.600 millones de dólares a Northrop Grumman,  para el mantenimiento y el soporte del nodo de comunicación Battlefield Airborne.

El contrato de cinco años,  también incluye fondos para investigación, desarrollo, prueba y evaluación, e integración de cargas útiles existentes y futuras.

Asimismo se incluye soporte para la infraestructura contenida o conectada al sistema BACN y estaciones terrestres asociadas, controles y equipos auxiliares o de apoyo para laboratorios de integración de sistemas.

«Lo bueno de este nuevo contrato de Servicios de soporte y operaciones comerciales, o BOSS, es que es mucho más flexible que nuestro acuerdo anterior», expresó Andy Manvell, subdirector del programa BACN. “Con este contrato, podemos actualizar la tecnología en nuestra carga útil sin necesidad de otorgar acuerdos adicionales. Esta flexibilidad nos ahorrará tiempo y recursos, lo que realmente beneficiará al programa”.

Actualmente, hay siete aviones que transportan la carga útil BACN en dos plataformas diferentes: tres Bombardier E-11A tripulados y cuatro Global Hawk E-Q4B no tripulados.

Nuevos aviones en camino

En un esfuerzo por impulsar la flota, la Oficina del Programa BACN, está trabajando para adquirir seis aviones E-11A durante los próximos cinco años. El equipo ha obtenido fondos adicionales para la primera aeronave y las negociaciones contractuales sobre un acuerdo de compra están actualmente en curso. Se espera la adjudicación de ese contrato a finales de marzo y la aeronave se entregará a finales de junio.

Desde 2008, BACN ha proporcionado a los comandos militares una capacidad de comunicación segura de largo alcance que conecta a las tropas con los pilotos de combate, a pesar de las complejidades en el  terreno o la distancia. A menudo cuando los servicios terrestres están restringidos o no disponibles.

“BACN es una herramienta fundamental en la que los comandantes saben que pueden confiar”, apuntó Manvell. “Saben que es posible que no puedan establecer comunicaciones sin él. Es una herramienta muy importante y definitivamente ha ayudado a salvar vidas. Imagínese si alguien le disparara y no hubiera apoyo. BACN ayuda a garantizar que llegue el apoyo «.

La oficina del programa es una ramificación dentro de la División de Redes Aéreas de la Dirección de Mando, Control, Comunicaciones, Inteligencia y Redes. Actualmente, la oficina supervisa las operaciones de carga útil en los siete aviones BACN, así como los despiegues terrestres asociados en múltiples teatros de operaciones.

La tecnología BACN se lanzó en 2009 y la primera misión de combate sobrevoló Afganistán en diciembre de 2010.