Aviación militar

Alemania comprará 45 cazas F-18 a los EE.UU.

El Ministerio de Defensa de Alemania ha hecho oficial su intención de adquirir 45 aviones de combate Boeing F-18 para sustituir parte de su actual flota de cazas Tornado. La intención alemana es la de adquirir 30 A-18E/F Super Hornet y 15 EA-18G Growler. Los Super Hornet estarán adaptados para transportar bombas nucleares de caída libre y los EA-18G para guerra electrónica. Se trata de una necesidad que Alemania debía mantener en virtud de su compromiso con la política de intercambio nuclear de la OTAN, que le obliga a no perder esta capacidad para armas no propias, sino que se trata de bombas estadounidenses.

El paso final para confirmar la compra se deberá dar en el Bundestag, que deberá aprobar la financiación de esta compra por tratarse de bienes de defensa por un valor superior a los 25 millones de euros.

Capacidad nuclear

Alemania lleva años buscando el modo de no perder la capacidad de transporte de armas nucleares que tienen algunos de sus Tornado, en virtud del compromiso que adquirió el país con EEUU a mediados de los años 1960.  El debate nacional sobre si comprar más Eurofighter o F-18 llevaba meses discutiéndose, pero el hecho es que los Eurofighter no tienen capacidad nuclear, de modo que finalmente la decisión ha sido la de comprar los dos.

Así, se reemplazará la flota de 93 Tornado y también se sustituirá parte de la flota de Tranche 1 de Eurofighter actuales. En concreto, lo que se planea es la compra de al menos 78 Eurofighter, aunque posiblemente se acabarán adquiriendo más de 90 unidades, además de los referidos F-18.

Alivio para Boeing

El fabricante estadounidense recibe así un alivio en este último atribulado año y le da esperanzas para conseguir contratos similares con otros países europeos que también están en situación de renovar sus flotas de aviones de caza o de reemplazar unidades de F-18 más antiguas todavía en servicio por unos años más. Entre ellos, España, Finlandia y Suiza.