El RPAS MQ-9 de General Atomics
Aviación militar, Destacamos

Concluyen demostraciones del MQ-9 en Grecia

General Atomics Aeronautical Systems concluyó una serie de demostraciones de vuelo utilizando su RPAS , del inglés Remote Pilotoly Aircraft System, MQ-9 Guardian.

Las demostraciones tuvieron lugar el 19 de diciembre de 2019. Poniendo a prueba las capacidades de vigilancia marítima del MQ-9, y el sistema de Detección y Evitación (DAA) desarrollado por GA-ASI.

Los vuelos fueron patrocinados por la Fuerza Aérea Helénica (HAF) y la Guardia Costera Helénica (HCG). Se llevaron a cabo desde la Base Aérea de Larissa, en Grecia.

La configuración del MQ-9 demostrada está operativa en los EE. UU.

Actualmente, los sistemas GA-ASI son compatibles con la Fuerza Aérea de Italia, Reino Unido, Francia y España.

El Ministerio de Defensa de los Países Bajos seleccionó el MQ-9 para su Fuerza Aérea, y el Gobierno de Bélgica aprobó negociar su adquisición.

A principios de diciembre, el gobierno australiano anunció la selección de MQ-9B para la Fuerza de Defensa Australiana bajo el Proyecto Air 7003.

Los RPAS de GA-ASI son operados por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, así como por su Ejército, El Cuerpo de Marines, El Departamento de Seguridad Nacional y la NASA.

El sistema

El sistema DAA consta de un radar aire-aire integrado con el Sistema de Alerta de Tráfico y Evitación de Colisiones (TCAS II), y la Transmisión de Vigilancia-Dependencia Automática (ADS-B).

El DAA permite el vuelo seguro de un MQ-9 en el espacio aéreo civil, e incluso puede detectar el tráfico aéreo que no transmite activamente su posición.

El MQ-9 también demostró un radar multimodo de búsqueda de superficie marítima y un sensor óptico e infrarrojo de video de alta definición / movimiento.

Este conjunto de sensores permite la detección e identificación en tiempo real de embarcaciones  grandes y pequeñas. En todo tipo de condiciones climatológicas, a largas distancias, 360º alrededor de la aeronave.

El radar de búsqueda de superficie Raytheon SeaVue  proporcionó un seguimiento continuo de los objetivos marítimos y la correlación de los transmisores AIS con las detecciones de radar.