TBM940
Aviación militar, Destacamos

Francia renueva aviones del Centro de Pruebas de Vuelo de la DGA

Francia renueva los aviones del Centro de Pruebas y Experiencia de Vuelo de la DGA. A finales de 2020, la Dirección de Armamento de Francia (DGA) encargó cuatro aviones tipo TBM940 a DAHER Aerospace, que serán operados por el Centro de Pruebas y Experiencia de Vuelo de la DGA. Se entregarán a partir del verano de 2021.

Estos aviones reemplazarán gradualmente a 3 TBM700 puestos en servicio hace casi 30 años.

Según lo comunicado por la DGA, la renovación permitirá mantener un alto nivel de experiencia en los campos de entrenamiento de pilotos e ingenieros de pruebas y apoyo en beneficio de programas aeronáuticos militares y civiles.

El contrato, está valorado en 21,8 millones de euros, e incluye servicios adicionales relacionados con la instrumentación de pruebas de aeronaves, sesiones de formación y mantenimiento en condiciones operativas. 

Las nuevas aeronaves

Los TBM940 solicitados por la DGA serán modificados por DAHER Aerospace para integrar nuevas capacidades de prueba. También se incluye entrenamiento, como parte de la capacitación, proporcionado por el centro EPNER, basado en la Base Aérea de Istres.

Con este fin, las alas del TBM940 se modificarán para permitir el transporte de una amplia variedad de cargas útiles, hasta 75 kg debajo de cada ala. La cabina podrá albergar instalaciones de prueba, así como una consola de operador para recibir y gestionar los datos recopilados por los distintos sistemas instalados. Un sistema eléctrico reforzado permitirá la integración de todos los equipos de la misión sin limitación de energía.

La transición a una flota de cuatro aviones permitirá a Centro de Pruebas de la DGA realizar plenamente sus misiones. Ya sea para efectuar pruebas o para el entrenamiento del personal de prueba, y reducir el préstamo de aviones de las fuerzas armadas y el impacto operativo asociado.

El TBM940 cuenta con cabina presurizada de seis plazas y es un avión totalmente configurable. Puede alcanzar una velocidad de crucero máxima de 611 km/h, con una autonomía máxima de 3.204 kilómetros. Se beneficia de todos los sistemas de asistencia al piloto, incluida la protección automática antihielo y un alto nivel de automatización. La aeronave también está equipada con un sistema de aterrizaje automático de emergencia certificado.