Fuerza Aérea Salvadoreña incorpora dos Cirrus GTS SR22T

por | 7 diciembre 2022

La Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) incorporó dos aviones Cirrus GTS SR22T para entrenamiento de sus nuevos pilotos. Además de destinarlos para tareas de defensa y seguridad, como también para búsqueda, rescate, reconocimiento y combate al narcotráfico.

“Las aeronaves adquiridas cuentan con diferentes capacidades como la formación de los pilotos, tareas de reconocimiento aéreo, búsqueda y rescate y en contra del narcotráfico, aumentando así las capacidades de nuestra Fuerza Aérea Salvadoreña”, dijo el ministro de Defensa de El Salvador, vicealmirante René Merino.

Los Cirrus GTS SR22T, de fabricación estadounidense, cuentan con un sistema de piloto automático de última generación y paracaídas integrado, que permite que aterrice con seguridad en caso de emergencia. Además, disponen de una autonomía de vuelo de seis horas.

Según Merino, esta adquisición es parte de la Fase 3 del Plan Control Territorial denominada Modernización, que consiste en dotar de equipos a los elementos de seguridad y defensa, como la Policía Nacional Civil (PNC) y Fuerza Armada de El Salvador (FAES).

De acuerdo con el funcionario, “la modernización de nuestra Fuerza Armada se ejecuta bajo el liderazgo del presidente Nayib Bukele, como parte del Plan Control Territorial, estrategia que en todas sus fases nos ha permitido ir obteniendo mejores resultados».

Aparte, las aeronaves cuentan con tecnología infrarroja, que permitirá seguir manteniendo la eficiencia en las acciones de seguridad, precisó el funcionario.

El Cirrus GTS SR22T es un avión utilitario fabricado por el constructor aeronáutico estadounidense Cirrus Design; dispone de cuatro plazas, motor de pistón y fuselaje fabricado en materiales compuestos de fibra de carbono. 

Es un derivado del Cirrus SR20, pero las principales diferencias con este es que el SR22 dispone de una mayor envergadura, más capacidad de combustible y de un motor de mayor potencia.

Alberto López

Alberto López

Apasionado por la aviación, profesional en comunicaciones y periodismo, piloto aviador comercial y despachador; más recientemente, docente universitario. Trabajé por siete años en TACA, en Operaciones Aéreas como despachador, con acreditación de la FAA. Mi segunda profesión, comunicaciones y periodismo, me permite escribir con pasión absoluta sobre el maravilloso mundo de la aviación.