USAF, Osprey, V-22, Bell, Boeing, USAF
Aviación militar

La USAF recibe el V-22 Osprey número 400

La USAF recibe el V-22 Osprey número 400. El equipo Bell y Boeing entregó recientemente su convertiplano Osprey, número 400, en concreto se trató de un CV-22 destinado al Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea de EE. UU. (USAF).

El primer V-22 de producción se entregó el 24 de mayo de 1999, y actualmente las entregas se realizan bajo el contrato de adquisición multianual III, valorado en 5.000 millones de dólares. Ese acuerdo, que se extiende hasta 2024, incluye variantes para la Infantería de Marina, la Fuerza Aérea y la Armada, así como el primer cliente internacional, Japón.

El V-22 despega, vuela y aterriza como un helicóptero, pero vuela largas distancias como un avión turbopropulsor.

La variante CV-22 realiza misiones de operaciones especiales, que incluyen infiltración, extracción y reabastecimiento, que los aviones convencionales no pueden.

La variante del Cuerpo de Marines, el MV-22B, proporciona el transporte seguro y confiable de personal, suministros y equipos para asalto de combate, apoyo de asalto y logística de la flota. La variante de la Armada, el CMV-22B, es el reemplazo del C-2A Greyhound.

El V-22 se ha desplegado en una variedad de operaciones de combate, especiales y humanitarias desde que entró en funcionamiento en 2007, y ya acumula más de 500.000 horas de vuelo.