C27J, Spartan, Fuerza Aérea de Perú, Leonardo, FAP
Aviación militar, Latinoamérica

Los Spartan de la FAP superan las 6.000 horas de vuelo

La flota de 4 aeronaves C-27J Spartan de la Fuerza Aérea de Perú (FAP) superó las 6.000 horas de vuelo.

El C-27J Spartan es una aeronave militar de transporte táctico que también se utiliza para fines civiles, caracterizado por su gran versatilidad y uso eficiente de combustible.

La aeronave puede aterrizar en diversas superficies (gravilla, hielo, pistas en mal estado, etc.) y bajo condiciones climáticas complejas.

El Spartan está equipado con una unidad de energía auxiliary (APU) , y  puede despegar y aterrizar sin problemas en pistas angostas, cortas y no preparadas.

Estas características le permiten operaciones en todo tipo de escenarios y condiciones climáticas: temperaturas bajo cero, sobre cordilleras altas como los Andes, sobre desiertos y selvas.

Tiene múltiples funcionalidades: puede trasladar tropas, carga, ayuda humanitaria y realizar puentes aéreos, así como también está preparado para combatir incendios.

El C-27J está dotado de un sistema que, por medio de su tren de aterrizaje, permite nivelar el avión para facilita las operaciones de transferencia de las cargas.

Operando para mitigar la situación de pandemia

Como se mencionó el C-27J puede ser desplegado en misiones de transporte de cargas, y de ayuda humanitaria. Por lo que, la aeronave se está movilizando para combatir la pandemia de coronavirus.

Alrededor de 100 C-27J están en servicio en 13 países. Al menos tres países han desplegado sus Spartan en respuesta a la pandemia.

La aeronave tiene el tamaño ideal para una misión regional urgente, para transportar suministros médicos voluminosos pero ligeros.

El pasado 18 de marzo de 2020, la Fuerza Aérea de Perú voló uno de sus 4 C-27 con una carga sanitaria.

El 22 de marzo de 2020, uno de los tres C-27J de la Fuerza Aérea Lituana lo utilizó en un viaje a Bélgica para recoger 5.000 kits de prueba.

Mientras tanto, el 23 de marzo de 2020, la Fuerza Aérea Rumana envió uno de sus siete C-27J a Turquía para recoger los suministros médicos.