Nuevos misiles antibuque de la Royal Navy listos para entrar en servicio

por | 14 octubre 2022

Los nuevos misiles antibuque de la Armada británica están listos para entrar en servicio tras superar exitosamente pruebas clave.

Las pruebas realizadas durante un mes en el Atlántico han allanado el camino para las operaciones globales con los nuevos misiles antibuque de la Royal Navy.

Los Martlet y Sea Venom, los dos nuevos misiles antibuque aire-superficie de la Royal Navy que han completado extensas pruebas en manos de expertos aviadores y científicos y de un helicóptero Wildcat.

Las pruebas realizadas en el Atlántico y el Mediterráneo ayudarán a escribir el manual de uso del arma en diversas condiciones meteorológicas y marítimas, lo que permitirá a los aviadores de la Flota Aérea acabar con pequeñas y grandes amenazas para la Flota.

Ambos misiles se engloban en el concepto de Futura Arma Guiada Antisuperficie:

  • Martlet, un misil ligero que pesa sólo 13 kg, destinado a objetivos más pequeños/ligeramente protegidos
  • Sea Venom, con una potencia diez veces superior a la de Martlet, para buques de guerra más grandes y con mayor blindaje.

El montaje de cualquiera de los dos en «alas de armas» especiales afecta a la forma en que se maneja el helicóptero, por lo que para determinar los límites de seguridad en el vuelo -conocidos como límites operativos de los helicópteros de guerra- un Wildcat especialmente modificado y repleto de sensores se unió al buque de entrenamiento RFA Argus durante un mes.

Diversas condiciones influyen en el rendimiento de un helicóptero: la velocidad del viento, la dirección y el flujo de aire sobre la cubierta, la humedad, la temperatura, el estado del mar, el cabeceo y el balanceo de la cubierta, así como el peso y la configuración de la propia aeronave.

El Argus navegó más de 8.000 millas en el Atlántico, principalmente entre las Islas Canarias y Cabo Verde, y luego en el Mediterráneo, persiguiendo diferentes condiciones meteorológicas.

Según los datos facilitados por la Royal Navy, alrededor de 30 personas -tripulaciones aéreas, científicos, meteorólogos, pilotos de prueba/ingenieros y técnicos de la Royal Navy, el Ministerio de Defensa británico, la ciencia y la industria- participaron en las pruebas, en las que el Wildcat del 815 escuadrón aeronaval aterrizó y despegó más de 900 veces en diferentes condiciones/con diferentes cargas útiles de día y de noche.

Una vez analizados, los datos guiarán a la tripulación en el manejo de un Wildcat armado con Martlet/Sea Venom en fragatas, destructores, y portaaviones de la clase Queen Elizabeth.

Según los resultados iniciales, el equipo afirma que las pruebas superaron las expectativas, ya que el Wildcat acumuló 87 horas con cargas de armamento en siete configuraciones diferentes, con el helicóptero cargado en ocasiones hasta más de seis toneladas.

El Martlet fue disparado por primera vez el pasado otoño durante la misión del HMS Queen Elizabeth en el Pacífico.

Su objetivo es acabar con las amenazas más pequeñas para la Flota: embarcaciones de ataque rápido, lanchas motoras y patrulleras con su carga explosiva de 3 kg, ya que Martlet impacta contra su objetivo al doble de la velocidad del sonido.

El Sea Venom es el doble de grande, tiene más del doble de alcance y está equipado con una carga de 30 kg. Cada Wildcat puede llevar hasta cuatro, o una combinación de Sea Venom y Martlets.

Avion Revue

Avion Revue

Fundada en 1982 Avion Revue Internacional es líder en la información aeronáutica en español. Desde su creación ha reflejado cada aspecto de la aviación, desde la aviación comercial a la militar, pasando por el sector aeroespacial, la historia, la técnica y la aviación ejecutiva. Mes tras mes, Avion Revue cubre todas las novedades y noticias destacadas del mundo de la aviación tanto nacional como internacional, en España y Latinoamérica.