RAF
Aviación militar, Destacamos

Reino Unido impulsa su primer avión de combate no tripulado con un importante contrato

Reino Unido impulsa su primer avión de combate no tripulado con un importante contrato. Reino Unido anunció la inyección de 30 millones de libras para el desarrollo de su primer avión de combate no tripulado.

La primera flota de aviones de combate no tripulados de la RAF ha dado un nuevo paso. Tras la firma de un contrato valorado en 30 millones millones de libras. Que estará destinado al diseño y la fabricación de un prototipo en un acuerdo de tres años.

El nuevo avión de combate no tripulado «loyal wingman» estará diseñado para volar a alta velocidad junto con aviones de combate. La nueva plataforma estará dotada de misiles, sistemas de vigilancia y tecnología de guerra electrónica. Estas aeronaves serán las primeras del país, que sin tripulación sean capaces de apuntar y derribar aviones enemigos y sobrevivir contra misiles tierra-aire.

Apoyo a la industria de defensa de Irlanda del Norte

En un impulso para la industria de defensa de Irlanda del Norte. Spirit AeroSystems, de Belfast, ha sido seleccionado para liderar el Equipo «Mosquito» en la siguiente fase del Proyecto. Utilizando técnicas de ingeniería innovadoras, el equipo desarrollará aún más el concepto de avión de combate ligero y asequible (LANCA- Lightweight Affordable Novel Combat Aircraft). Se prevé un programa de pruebas de vuelo para finales de 2023 y  que el contrato respalde más de 100 puestos de trabajo en Belfast.

El equipo «Mosquito», que también incluye a Northrop Grumman UK, madurará los diseños y fabricará un demostrador tecnológico, que proveerá de feedback y evidencia para un programa de continuación. Si tiene éxito, los hallazgos del proyecto podrían llevar a que esta capacidad revolucionaria se implemente junto con los aviones Typhoon y F-35 Lightning para finales de la década.

En relación al contrato, el Ministro de Defensa británico, Jeremy Quin, expresó «Esta es una gran victoria para la industria de defensa de Irlanda del Norte y mostrará algunos de los trabajos de ingeniería  pioneros que se están realizando actualmente en el Reino Unido». y añadió «El proyecto de 30 millones de libras acelerará el desarrollo del futuro poder aéreo del Reino Unido al entregar aviones sin tripulación de vanguardia, manteniendo nuestra posición como líder mundial en tecnologías emergentes».

Al utilizar las últimas técnicas de desarrollo de software y la experiencia en ingeniería y fabricación aeroespacial civil, el proyecto generará importantes reducciones en los costes y los plazos de desarrollo.

La flexibilidad de la aeronave proporcionará protección, supervivencia e información mientras vuela junto al Typhoon, el F-35 Lightning y, más tarde, el Tempest como parte del futuro sistema de combate aéreo del Reino Unido.