Mirage F1
Aviación militar, Destacamos

Se estrella un Mirage F-1M ex-Ejército del Aire en Las Vegas

Las autoridades todavía están investigando la causa del accidente mortal del Mirage F1 en la Base  de la USAF de Nellis, Nevada, el pasado 24 de mayo. El Mirage era propiedad y estaba operado por Draken International, con sede en Florida, que volaba como «agressor» o bando enemigo contra los pilotos que se entrenan en Nellis.

En el accidente ha fallecido un piloto, cuyo nombre aun no se ha hecho público.

«Draken ha recibido la noticia de un avión derribado fuera de la Base Aérea de Nellis y la trágica pérdida de uno de nuestros pilotos», dijo la compañía en un comunicado. «Nuestros pensamientos y oraciones están con las personas y familias afectadas por este acontecimiento. Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para ayudarles en este momento de necesidad, y estamos trabajando estrechamente con las autoridades federales, estatales y locales. Draken US también está cooperando con las agencias de investigación para determinar lo que llevó a este trágico accidente».

No ha trascendido si la flota de Draken está actualmente en tierra o qué impactos operacionales podría tener el accidente en la Escuela de Armas de Estados Unidos o en otros entrenamientos de Nellis.

Draken originalmente comenzó a volar las llamadas misiones «Red Air» en Nellis en 2015, utilizando L-159 Honey Badgers y A-4 Skyhawks. Recientemente, la compañía comenzó a introducir el Mirage F1 de fabricación francesa, adquiridos al Ejército del Aire español, y los Atlas Cheetahs, adquiridos a Sudáfrica. El primer vuelo de un F1 «agressor» fue hace poco más de un año, cuando los F1 desafiaron a los F-15E Strike Eagles de la USAF el 18 de marzo de 2020.

En junio de 2018, Draken ganó un contrato de 280 millones de dólares, que se extiende hasta diciembre de 2023, para seguir volando en Nellis. Los aviones de Draken vuelan de 18 a 24 salidas aéreas al día en la base, apoyando a la Escuela de Armas de la USAF, misiones de prueba operativa, ejercicios, en el marco del programa de la Unidad de Entrenamiento Formal desde la Base de la Fuerza Aérea Luke, Arizona, así como el entrenamiento de preparación para el combate fuera de la Base de la Fuerza Aérea Hill, Utah.

Además, la compañía tiene un contrato en apoyo de la F-15E FTU en la Base de la Fuerza Aérea Seymour Johnson, Carolina del Norte, y la F-16 FTU en Kelly Field, Texas. La empresa también presta apoyo a ejercicios en lugares como la Base de la Fuerza Aérea Holloman, Nuevo México; la Base de la Fuerza Aérea Edwards, California; la Estación Aérea del Cuerpo de Marines Yuma, Arizona; MCAS Cherry Point, Carolina del Norte; MCAS Miramar, California; y la Estación Aérea Naval Patuxent River, Maryland.

Los aviones de Draken están actualmente asignados a proporcionar apoyo como «enemigos o Bando Red» para el ejercicio Mobility Guardian 2021 en Michigan. Volaron el 24 de mayo, pero no volaron el día después del accidente.

La compañía es propietaria de 22 F1, 12 Cheetahs supersónicos, nueve Aermacchi MB-339, 27 MiG-21, 21 L-159, 13 A-4, cinco L-39 y un T-33.