Aviación militar, Destacamos

Textron recurre la adjudicación del nuevo avión entrenador

Textron alega deficiencias e irregularidades técnicas y contractuales en la oferta presentada por Pilatus.

Hace escasamente dos meses (el 26 de noviembre) se anunciaba por la DGAM que el Pilatus PC-21 habia resultado el ganador de la licitación del nuevo entrenador para el EdA. Pero hoy la estadounidense Textron ha recurrido la adjudicación alegando diversas irregularidades técnicas y contractuales.

Textron Aviation Ltd. ha interpuesto el recurso ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

A juicio de Textron “la oferta presentada por Pilatus debió ser excluida del procedimiento por no haber acreditado el requisito de solvencia establecido en la cláusula 15 del Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares: la adjudicataria no ha aportado el ‘certificado expedido o visado por el órgano competente del sector público’ en la forma y condiciones exigidas en el PCAP.

Textron defiende que el órgano de contratación (la Dirección General de Armamento y Material) debió excluir la oferta de Pilatus  del procedimiento de licitación en la medida que no constaba (ni consta) acreditado, en los términos expresamente exigidos por el PCAP, que dicha empresa reúna los requisitos de solvencia técnica exigidos por la cláusula 15 del PCAP.

El recurso afirma además que la oferta de Pilatus ofrece dos de los elementos de modo gratuito (simulador de vuelo FFS y simulador de vuelo CPT): “La realización de alguna de las prestaciones objeto del presente contrato por un precio gratuito ha de considerarse irreal y realizada en fraude de ley”, afirma. “Parece evidente que los simuladores en modo alguno pueden tener la consideración de prestaciones accesorias a la principal”.

Todo esto “supone una vulneración del principio de igualdad entre licitadores si atendemos al hecho de que nos encontramos ante un procedimiento negociado, en el cual para realizar su oferta final, el órgano de contratación únicamente trasladó a los licitadores la valoración de las ofertas técnicas iniciales, no de las económicas”.

Además, el recurso expone que “la oferta presentada por Pilatus debió ser excluida del procedimiento por no reunir los requisitos técnicos mínimos establecidos por el PPT [Pliego de Prescripciones Técnicas]: mínima vida en servicio del avión.”