F-35A
Aviación militar

Tres nuevos F-35A llegan a Australia

Tres nuevos cazas F-35A Lightning II llegaron a la Base Williamtown de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) el pasado 11 de febrero. Incorporándose así a la flota del Ala No. 81.

Hasta el momento, la Fuerza Aérea australiana ha recibido 33 de los 72 aviones planificados.

Los nuevos aviones de combate son los primeros en unirse a la flota desde que el F-35A alcanzó la capacidad operativa inicial en diciembre de 2020.

Completaron un viaje de tres días desde los Estados Unidos como parte del ejercicio Lightning Ferry 21-1.

Apoyo al entrenamiento

«La flota de F-35A de Australia puede desplegarse en operaciones ahora que hemos alcanzado la capacidad operativa inicial, por lo que es importante que continuemos la progresión de la capacidad del F-35A», apuntó el comandante de la Unidad de Conversión Operativa No. 2 (2OCU), Jordon Sander. Y añadió «Aumentar el tamaño de nuestra flota promoverá aún más la competencia de la Fuerza Aérea en combate, ataque y apoyo aéreo ofensivo, al tiempo que permitirá a 2 OCU ofrecer el primer curso de conversión operativa en el avión F-35A en Australia».

Cuatro pilotos graduados del Escuadrón No. 76 comenzaron el primer curso de conversión operacional del F-35A de la Fuerza Aérea en enero. Se espera que se gradúen en julio.

F-35A
F-35A de la RAAF

Transporte de los tres F-35A

Durante el Ejercicio Lightning Ferry 21-1, los tres F-35A viajaron desde la Base de la Fuerza Aérea Luke, Arizona, a la Base RAAF Williamtown a través de la Base de la Fuerza Aérea Hickam en Hawai.

Fueron apoyados durante el viaje de 12.700 kilómetros por dos aviones de reabastecimiento en vuelo multifunción KC-30A del Escuadrón No. 33 y un C-17A Globemaster del Escuadrón No. 36.

El comandante  Sander dijo que la entrega de los F-35A demostró cómo la Fuerza Aérea operó como un equipo coordinado y se comprometió con socios internacionales.

“El tránsito del avión F-35A desde la Base de la Fuerza Aérea Luke hasta la Base de la RAAF en Williamtown tomó tres días; sin embargo, el ejercicio fue una actividad de dos semanas que requirió el apoyo de todas nuestras fuerzas aéreas ”, dijo el comandante de ala Jordon Sander.

Sander también destacó la relación de la RAAF con la USAF, «Australia continuará colaborando y fortaleciendo nuestra relación de larga data con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos a medida que se entreguen más aviones F-35A y continuamos avanzando en la capacidad del F-35A».