El primer A350 de Iberia encara la recta final de su montaje. Acaba de salir del taller de pintura de forma que ya luce colores de Iberia, la matrícula oficial (EC-MXV) y el nombre con el que será conocido internacionalmente: Plácido Domingo, como homenaje al tenor madrileño y español más universal, y la persona que encarna a la perfección los valores que Iberia defiende, el talento, el empuje y la afinidad con América Latina.

Este es el segundo avión de la aerolínea bautizado con el nombre de “Plácido Domingo”, tras el A340-300, ya retirado de su flota.

La compañía  recibirá su primer A350 a finales de junio. En julio iniciará sus vuelos regulares, inicialmente en rutas de corto y medio radio para facilitar la suelta de tripulaciones, y en agosto dará el salto al otro lado del Atlántico, con Nueva York como primer destino.