SCR
Drones

El proyecto europeo ROBORDER prueba el uso de UAS para la gestión de vertidos en el mar

El proyecto europeo ROBORDER ha realizado recientemente un ejercicio de detección y análisis de vertidos de hidrocarburos en el que se ha puesto a prueba la utilización de sistemas no tripulados aéreos y acuáticos para la gestión de este tipo de incidentes.

Las pruebas se llevaron a cabo el pasado mes de noviembre en aguas portuguesas y contaron con la colaboración de la Guarda Nacional Republicana. Para este ejercicio, coordinado por la compañía everis Aeroespacial, Defensa y Seguridad (everis ADS), se han utilizado dos sistemas no tripulados, uno aéreo, el ATLANTIC, de SCR, y otro submarino, el LAUV, de Oceanscan. El vertido tóxico se ha simulado utilizando sustancias no contaminantes que, sin embargo, se comportan de forma similar a los hidrocarburos.

Para realizar los ensayos se ha equipado al dron con cámaras de visión RGB e infrarroja, cuyas imágenes se analizan utilizando inteligencia artificial. Una vez localizada una anomalía sobre la superficie del agua, el propio sistema de vigilancia ROBORDER emite una alerta indicando la posición exacta del dron. A continuación, el submarino no tripulado acude a la zona para confirmar la procedencia no natural de la sustancia mediante un análisis utilizando un fluorímetro embarcado.

Toda la operación se dirige desde una unidad central de mando y control desarrollada por everis, en la que se recibe información sobre la posición de los sistemas, todos los datos de los sensores y las distintas alertas que se van generando. En este sentido, uno de los principales desafíos del proyecto ROBORDER es integrar un gran volumen de datos heterogéneos provenientes de diferentes fuentes para proporcionar información unificada y precisa a las autoridades.

Proyecto ROBORDER

Se trata de la primera prueba realizada en el marco del proyecto ROBORDER, a la que está previsto que sigan nuevos ejercicios en otros escenarios europeos a lo largo de 2021 con el objetivo de testar y perfeccionar una solución global de seguridad fronteriza.

ROBORDER es un proyecto H2020 que tiene como objetivo desarrollar un sistema de vigilancia de fronteras autónomo completamente funcional con robots móviles no tripulados, incluyendo vehículos aéreos, marinos y terrestres que incorporan sensores multimodales. La solución global de seguridad fronteriza resultante permitirá mejorar la identificación y seguimiento de actividades ilegales, colaborar en operaciones antidrogas y contra el contrabando o mejorar las operaciones de búsqueda y rescate, entre otras aplicaciones.

 

ROBORDER
ROBORDER