Entrevista a Néstor Perales, Jefe Servicio Aéreo de SASEMAR   

por | 9 enero 2024

Avion Revue.- ¿Qué supondrá la entrada en servicio del S-100 CAMCOPTER dentro del proyecto iSAR para el SASEMAR, tanto desde el punto de vista de nuevas capacidades como del refuerzo de las ya preexistentes?

Néstor Perales.- El proyecto iSAR es un ambicioso proyecto de innovación de Salvamento Marítimo cofinanciado con un 85% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través de una ayuda concedida por el Ministerio de Ciencia e Innovación. Este proyecto se vertebra a través del desarrollo de sensores inteligentes, nuevas plataformas no tripuladas y una red digital que conecte en alta mar todos los medios que actúan en una emergencia para intercambiar información digital en tiempo real. El CAMCOPTER S-100 de Salvamento Marítimo ha sido desarrollado en el marco de este proyecto y se espera que entre en servicio en el año 2024.

Será la primera vez que Salvamento Marítimo cuente con este tipo de aeronaves en su servicio aéreo y supondrá, sin lugar a duda, una mejora en su capacidad para dar respuesta a las emergencias que ocurren en el mar. Su capacidad de despliegue desde las unidades marítimas y los nuevos sensores con los que ha sido dotada complementarán a los aviones y helicópteros que operan de manera habitual en el servicio aéreo.

AR.- ¿Podría ponernos algún ejemplo de operación real relevante llevada a cabo en estos más de dos años de operaciones para ilustrar las nuevas capacidades del sistema?

NP.- La experiencia de Salvamento Marítimo con el CAMCOPTER S100, por el momento, se reduce a operaciones de vigilancia ambiental sobre el mar realizadas en Galicia hace unos años a través del servicio de RPAS de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA). La principal función de la aeronave fue la supervisión del tráfico marítimo con el doble objetivo de localizar barcos que pudieran estar haciendo descargas ilegales de productos contaminantes al mar y disuadir de realizarlas.

El nuevo CAMCOPTER S100 que acaba de ser adquirido y que pronto se incorporará al servicio de Salvamento Marítimo, además de la vigilancia ambiental ya comentada, controlará las emisiones de los buques en navegación para detectar los incumplimientos de la normativa vigente que regula el uso de combustibles marítimos. Pero no sólo eso, también tendrá una mayor participación en misiones de búsqueda y rescate despegando bien desde la costa, bien desde los barcos de SASEMAR. En este sentido cabe destacar, el nuevo remolcador, ‘Heroínas de Sálvora’, que se está terminando de construir en los astilleros de Zamakona de Bilbao. Además de contar con todas las capacidades que son habituales en los grandes barcos de salvamento, permitirá el estacionamiento y la operación de drones. Esta es una de las primeras veces, si no la primera, que un barco civil se diseña conforme a los criterios de la Sociedad de Clasificación para el estacionamiento, repostaje y operación de aeronaves no tripuladas. Esta nueva capacidad de las unidades marítimas permitirá que el CAMCOPTER permanezca largos periodos de tiempo desplegado en alta mar transmitiendo información en tiempo real a los centros de coordinación de Salvamento Marítimo durante las grandes emergencias ocurridas lejos de la costa.

AR.- Una de las capacidades del S-100 de SASEMAR es la de compartir datos con otras plataformas aéreas y navales. ¿Cuál opina que es el principal beneficio de esta importante capacidad operativa, quizás la rapidez en la toma de decisiones que reduce tiempos de actuación o más la fiabilidad acerca del escenario a tratar?

NP.- Efectivamente, recibir información veraz y precisa en tiempo real es clave a la hora de diseñar la mejor respuesta a una emergencia. Dentro del proyecto iSAR se ha desarrollado una red de trabajo que haciendo uso de nuevas consolas de mando y control y comunicaciones satelitales permite conectar centros de coordinación y unidades en una misma emergencia. Ya no habrá que esperar al aterrizaje de las unidades aéreas para recibir toda la información recogida por los sensores.

La capacidad de conectar en una misma red los centros de coordinación y las unidades marítimas y aéreas permite, por ejemplo, que las imágenes recogidas por las cámaras del CAMCOPTER S100 sean vistas en tiempo real por cualquiera que esté admitido dentro de esa red, incluso, en nuestros aviones estando en vuelo o en nuestras embarcaciones navegando. Los gabinetes de crisis y centros de toma de decisión podrán responder mejor a cualquier emergencia al recibir información precisa en tiempo real. También podrán enviar todas las instrucciones a las unidades operativas a través de la misma red como, por ejemplo, patrones de búsqueda, tareas para la misión, imágenes, informes, perímetros de manchas digitalizados, etc… 

AR.- ¿Cuáles son las cargas útiles/sensores que más destacaría por las capacidades aportadas a la misión?

NP.- Las cargas útiles que se han instalado en la aeronave son muy versátiles y permiten realizar misiones muy distintas. La aeronave va equipada con sensores de búsqueda y rescate inteligentes, es decir, los denominados «radares ópticos» que básicamente son cámaras con capacidad de detectar objetos tanto en el espectro visible como en el infrarrojo y que incorporan inteligencia artificial. Son estos algoritmos los encargados de analizar las imágenes en tiempo real y marcar cualquier objeto encontrado, incluso manchas de hidrocarburo sobre la superficie del mar. Todas estas detecciones junto con la imagen que la evidencia viajará se transmitirán al instante a las consolas de mando y control del resto de usuarios conectados a la red digital que mencionábamos anteriormente.

También se ha dotado a la aeronave de un equipo capaz de medir la concentración de azufre en los gases de escape de los barcos que están navegando, lo que permitirá detectar aquellos que incumplan las normas internacionales que regulan el uso de combustibles limpios. Relacionado con la detección de gases, la aeronave también lleva instalado un sistema formado por tres cámaras que trabajando de manera integrada permiten detectar atmósferas peligrosas no son visibles por el ojo humano. Así, antes de cualquier actuación de salvamento, se podrá comprobar la existencia de nubes de amoniaco, GNL, GLP y otros, que pudieran estar rodeando al barco mercante que estuviera en emergencia. Estas son ejemplos de algunas de las cargas de pago que se han integrado en la aeronave, pero no son las únicas.

AR.- ¿Está previsto en un futuro a corto o medio plazo ampliar la flota de S-100?; ¿Y de algún otro RPAS similar o mayor?

NP.- Aún es pronto para decirlo, primero vamos a esperar a entrar en operación con este primero y ver su comportamiento en operaciones reales de salvamento en el mar.

Avion Revue

Avion Revue

Fundada en 1982 Avion Revue Internacional es líder en la información aeronáutica en español. Desde su creación ha reflejado cada aspecto de la aviación, desde la aviación comercial a la militar, pasando por el sector aeroespacial, la historia, la técnica y la aviación ejecutiva. Mes tras mes, Avion Revue cubre todas las novedades y noticias destacadas del mundo de la aviación tanto nacional como internacional, en España y Latinoamérica.