Orion, ESA, NASA
Espacio

Airbus construirá un módulo de servicio de la misión tripulada a la luna

Cuando los astronautas lleguen la Luna en 2024, lo harán gracias a la ayuda del Módulo de Servicio Europeo. La Agencia Espacial Europea (ESA) acaba de firmar un contrato con Airbus para construir el tercer Módulo de Servicio Europeo (ESM)  para la nave Orion de la NASA que transportará a los próximos astronautas a la Luna. El contrato asciende a unos 250 millones de euros.

Con el pedido de este módulo de servicio adicional, la ESA asegura la continuidad del programa Artemisa de la NASA. El tercer módulo de servicio europeo (misión Artemisa III) transportará en 2024 a los primeros astronautas que aterrizarán en la Luna después del Apolo XVII, tras un paréntesis de 50 años.

“Con nuestros conocimientos y competencias, continuaremos posibilitando el desarrollo de las futuras misiones a la Luna a través de la colaboración internacional”, afirmó Andreas Hammer, responsable de Space Exploration en Airbus. “Junto con nuestros clientes, la ESA y la NASA, y nuestro socio industrial Lockheed Martin, disponemos ahora de una base fiable para la planificación de las tres primeras misiones lunares. Este contrato respalda el modelo conjunto que combina lo mejor de la tecnología espacial europea y estadounidense”.

David Parker, director de Exploración Humana y Robótica de la ESA, manifestó: “Con nuestro acuerdo, demostramos una vez más que Europa es un socio sólido y fiable de Artemisa. El Módulo de Servicio Europeo supone una contribución esencial para hacerlo posible. Facilitará la investigación científica, el desarrollo de tecnologías clave y la cooperación internacional, y servirá de inspiración a otras misiones que ampliarán la presencia humana más allá de la órbita terrestre baja”.

El primer vuelo de prueba no tripulado de Orion con un Módulo de Servicio Europeo (Artemisa I) se pondrá en órbita en 2021. Los primeros astronautas rodearán la Luna y regresarán a la Tierra como parte de la siguiente misión, Artemisa II.

Módulo de Servicio Europeo (ESM)

El ESM proporciona propulsión, suministro de energía, aire y agua para los astronautas, así como el control térmico de la nueva nave espacial de la NASA.

En cada ESM se emplean más de 20.000 piezas y componentes, desde equipamiento eléctrico a motores, paneles solares, tanques de combustible, consumibles de soporte vital para los astronautas y unos doce kilómetros de cables. El primer módulo de servicio se entregó a la NASA en noviembre de 2018 y ya ha sido acoplado al módulo de la tripulación. La nave espacial totalmente integrada ha terminado las pruebas de vacío térmico en las instalaciones de la NASA en Ohio (EE.UU.) y ha regresado al Centro Espacial Kennedy en Florida (EE.UU.). Mientras, el segundo módulo de servicio se está integrando y probando actualmente en Airbus en Bremen. Su entrega está prevista para la primera mitad de 2021.

Orion, Airbus
Infografía

Durante el desarrollo y la construcción del módulo ESM, Airbus ha aprovechado la experiencia que adquirió como contratista principal del Vehículo de Transferencia Automatizado (ATV) de la ESA, que abasteció con regularidad a la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS) de equipamiento para experimentos, piezas de recambio, alimentos, oxígeno, agua y combustible.

El ESM tiene forma cilíndrica y mide unos cuatro metros de diámetro y de altura. Está equipado con cuatro paneles solares (de 19 metros de envergadura cuando están desplegados), que generan suficiente electricidad para abastecer a dos hogares. Sus 8,6 toneladas de combustible propulsarán un motor principal y 32 motores más pequeños. El ESM tiene un peso total de poco más de 13 toneladas. Además de aportar el principal medio de propulsión a la cápsula Orion, el ESM llevará a cabo funciones de maniobra orbital y de control de actitud. También suministrará los elementos principales del sistema de soporte vital de la tripulación, como agua y oxígeno, y regulará el control térmico mientras esté acoplado al módulo de la tripulación.