Espacio

El astronauta Luca Parmitano regresa a la Tierra tras seis meses en órbita

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=xOPivUm0oQk[/embedyt]

 

El astronauta de la ESA, Luca Parmitano, regresó hoy a la Tierra junto a la astronauta de la NASA Christina Koch y el cosmonauta de Roscosmos Alexander Skvortsov, dando así por finalizada «Beyond», su segunda misión de seis meses en la Estación Espacial Internacional.

Los tres aterrizaron en la estepa kazaja el 6 de febrero, a bordo del mismo cohete Soyuz MS-13 que llevó a Luca, a Alexander y al astronauta de la NASA Andrew Morgan hasta la Estación Espacial el 20 de julio de 2019.

Luca ahora se encuentra volando directamente a Colonia (Alemania), donde estará controlado por el equipo de medicina espacial de la ESA mientras se readapta a la gravedad terrestre en las instalaciones “:envihab” del Centro Europeo de Astronautas (EAC) de la ESA y el DLR.

Misión «Beyond»

Con el regreso de Luca a la Tierra concluye con éxito su misión «Beyond», que le ha permitido convertirse en el tercer europeo y el primer italiano en asumir el mando de la Estación Espacial Internacional y llevar a cabo cuatro complejos paseos espaciales para mantener el Espectrómetro Magnético Alpha AMS-02, que detecta rayos cósmicos.

Además, ha alcanzado el récord europeo de horas acumuladas en paseos espaciales, con un tiempo de 33 horas y 9 minutos. También controló remotamente un róver en los Países Bajos como parte del experimento Analog-1, envió un importante mensaje sobre el cambio climático a los líderes mundiales reunidos en la conferencia de la ONU sobre cambio climático de Madrid y participó en más de 50 experimentos europeos y 200 experimentos internacionales en el espacio.

De vuelta en la Tierra, Luca seguirá colaborando con investigadores europeos en experimentos como Acoustic Diagnostics, que analiza el impacto del entorno de la Estación en el oído de los astronautas; el experimento TIME, que estudia si los astronautas perciben el paso del tiempo de forma distinta en el espacio, y dos experimentos, conocidos como Grip y GRASP, que observan la fisiología tras la coordinación ojo-mano y el papel que la gravedad desempeña a la hora de regular la fuerza de agarre, entre otros.

Los hallazgos obtenidos por los experimentos realizados por Luca durante la misión «Beyond» contribuirán a dar forma al futuro de la exploración humana y robótica, a la vez que ayudarán a mejorar el desarrollo de la tecnología en la Tierra.