SN15
Espacio

El SN15 de Starship aterriza con éxito en una prueba de gran altitud

El miércoles 5 de mayo a las 6:24 p.m. (hora local), el prototipo de Starship número 15 (SN15) completó con éxito la quinta prueba de vuelo a gran altitud de SpaceX en Texas.

Al igual que en las pruebas de vuelo a gran altitud anteriores de Starship, el SN15 fue impulsado durante el ascenso por tres motores Raptor. Cada uno de los cuales se apagó en secuencia antes de que el vehículo alcanzara el apogeo, aproximadamente a 10 km de altitud. SN15 realizó una transición de propulsor a los tanques de cabecera internos, antes de reorientarse para la reentrada y un descenso aerodinámico controlado.

El SN15 descendió bajo un control aerodinámico activo, logrado por el movimiento independiente de dos flaps delanteros y los dos traseros en el vehículo. Los cuatro flaps fueron activados por un ordenador de vuelo a bordo para controlar la actitud de Starship durante el vuelo y permitieron un aterrizaje preciso en la ubicación prevista. Los motores Raptor del SN15 se volvieron a encender cuando el vehículo realizó la maniobra de volteo de aterrizaje inmediatamente antes de aterrizar para un aterrizaje nominal en la plataforma.

Prueba exitosa

El SN15 se elevó unos 10 kilómetros, realizó una serie de maniobras y volvió a descender para un aterrizaje seguro en su plataforma seis minutos después del despegue.

Esta última parte abrió nuevos caminos. Los cuatro predecesores inmediatos del SN15 terminaron explotaron después de intentar vuelos similares durante los últimos cinco meses, en cada caso marcando casi todos los hitos excepto el «aterrizaje suave».

Uno de esos vehículos, el SN10, pareció aterrizar de forma segura al finalizar su vuelo de marzo, pero poco después se produjo un incendio en su base y la nave explotó. Un incendio también lamió la base de SN15 justo después del aterrizaje de hoy, pero se extinguió en relativamente poco tiempo.