Telescopio, James Webb
Espacio

El telescopio espacial James Webb se lanzará el 18 de diciembre

La ESA, la NASA y Arianespace han establecido de manera conjunta el próximo 18 de diciembre de 2021 como la fecha de lanzamiento prevista del vuelo VA256 del Ariane 5. Este lanzamiento —que constituye el tercero de Ariane 5 en 2021— tendrá lugar desde el Puerto Espacial Europeo en la Guayana Francesa y permitirá poner en órbita el telescopio espacial James Webb.

Hasta el momento, la misión Webb ya ha superado, o está a punto de lograrlo, importantes hitos en su programa de lanzamiento, tales como la revisión final del análisis de la misión para su lanzamiento, el traslado de los componentes del vehículo de lanzamiento Ariane 5 desde Europa hasta la Guayana Francesa y el envío del telescopio Webb a la Guayana, programado para finales de septiembre de 2021.

Webb es un proyecto internacional de la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA). Como parte del acuerdo de colaboración internacional, la ESA proporciona el servicio de lanzamiento del telescopio utilizando el vehículo de lanzamiento Ariane 5. En colaboración con sus socios, la ESA se hecho cargo del desarrollo y la cualificación de las adaptaciones del Ariane 5 para la misión Webb, así como de la contratación del servicio de lanzamiento. Además, la ESA aporta el instrumento NIRSpec y el 50 % del instrumento MIRI, así como el personal de apoyo a las operaciones de este proyecto.

«La ESA se enorgullece de que el lanzamiento de Webb se realice desde el Puerto Espacial Europeo en un cohete Ariane 5, adaptado expresamente para esta misión. Todo se desarrolla según lo previsto, en el puerto espacial se trabaja con ahínco para preparar la llegada de este extraordinario telescopio espacial, que traerá consigo los componentes del Ariane 5 necesarios para el lanzamiento. Estamos plenamente comprometidos, con todos los socios de la misión Webb, con el éxito de esta misión única en su género», declaró el director de Transporte Espacial de la ESA, Daniel Neuenschwander.

«Ahora conocemos el día por el que miles de personas llevan trabajando durante muchos años; y que millones de personas en todo el mundo esperan con impaciencia. . Webb y su vehículo de lanzamiento Ariane 5 por fin están listos gracias a la inmensa labor de todos los colaboradores que han participado en esta misión. Estamos deseando abordar los últimos preparativos para el lanzamiento desde el Puerto Espacial Europeo», confesó Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA.

El Ariane 5 trasladará el telescopio espacial directamente a una órbita de transferencia precisa, desde la cual se encaminará a su destino final, el segundo punto de Lagrange (L2). Tras separarse del Ariane 5, Webb proseguirá su larga travesía hacia L2 durante cuatro semanas más. L2 es un punto en el espacio a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección opuesta al Sol.

ESA
ESA

Webb observará el universo en longitudes de onda del infrarrojo cercano y el infrarrojo medio. Para ello, incorpora un sofisticado conjunto de cámaras, espectrógrafos y coronógrafos. Webb será capaz de captar emisiones lumínicas con longitudes de onda mayores que las registradas por el telescopio espacial Hubble. Además, presenta una sensibilidad 100 veces superior a la de este último, lo que abre una nueva ventana al universo. Esta mayor amplitud en las longitudes de onda captadas permitirá a Webb desvelar lugares ocultos de nuestro sistema solar, adentrarse en el interior de las nubes de polvo que constituyen los semilleros estelares y planetarios, conocer con mayor nivel de detalle, la composición atmosférica de los exoplanetas y remontarse aún más atrás en el tiempo para contemplar las primeras galaxias que se formaron en el universo primigenio.

Gracias a sus capacidades únicas, Webb es una misión clave en la flota de misiones científicas espaciales de la ESA, que desvelan los secretos del universo. Sus descubrimientos se sumarán al resto de hallazgos acumulados por la ESA en sus misiones —tanto en curso como inminentes— en los exoplanetas: Cheops, Plato y Ariel. Webb también hará seguimiento de las detecciones realizadas por Euclid, la próxima misión de la ESA destinada a comprender mejor el entramado del cosmos. Además, los descubrimientos de Webb contribuirán a sentar las bases para la futura misión de rayos X Athena, de la ESA, y para el detector de ondas gravitacionales LISA.