James Webb
Espacio

El telescopio espacial James Webb se prepara para su lanzamiento

El telescopio espacial internacional James Webb ha superado la última revisión del análisis de la misión para su lanzamiento en un cohete Ariane 5 desde el puerto espacial europeo de la Guayana Francesa.

Este importante hito, llevado a cabo con Arianespace, el proveedor de servicios de lanzamiento de Webb, confirma que Ariane 5, la nave espacial Webb y el plan de vuelo están listos para el lanzamiento. También proporciona específicamente la confirmación final de que todos los aspectos del vehículo de lanzamiento y la nave espacial son totalmente compatibles.

Durante el lanzamiento, la nave espacial experimenta una serie de fuerzas mecánicas, vibraciones, cambios de temperatura y radiación electromagnética. Todas las evaluaciones técnicas realizadas por Arianespace sobre los aspectos clave de la misión, incluyendo la trayectoria de lanzamiento y la separación de la carga útil, han dado resultados positivos.

«Estamos encantados de haber superado este importante paso hacia el lanzamiento de Webb y de haber recibido la luz verde de Arianespace y la NASA», afirma Peter Rumler, director del proyecto Webb de la ESA.

Webb será el mayor y más potente telescopio jamás lanzado al espacio. Como parte de un acuerdo de colaboración internacional, la ESA proporciona el servicio de lanzamiento del observatorio utilizando el vehículo de lanzamiento Ariane 5. En colaboración con sus socios, la ESA ha sido responsable del desarrollo y la cualificación de las adaptaciones de Ariane 5 para la misión Webb y de la adquisición del servicio de lanzamiento.

Ariane 5 llevará el telescopio directamente a una órbita de transferencia de precisión hacia su destino, el segundo punto de Lagrange (L2). Tras separarse del lanzador, Webb continuará su viaje de cuatro semanas hasta L2 en solitario. L2 está cuatro veces más lejos que la Luna, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección contraria al Sol.

Los expertos en análisis de misión de la ESA ayudaron a calcular la ventana de lanzamiento, una cuestión compleja porque implica garantizar que Webb pueda insertarse en su órbita de destino y al mismo tiempo que la etapa superior de Ariane 5 salga de la Tierra con seguridad.

El telescopio observará el Universo en el infrarrojo cercano y el infrarrojo medio, en longitudes de onda más largas que la luz visible. Para ello, lleva un conjunto de cámaras, espectrógrafos y coronógrafos de última generación.

La ESA desempeña un papel crucial en la misión Webb. Además de adquirir el lanzador Ariane 5 y los servicios de lanzamiento, la ESA aporta el instrumento NIRSpec y una parte del 50% del instrumento MIRI, así como personal para apoyar las operaciones de la misión.

Webb es una asociación internacional entre la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA). Los socios de Webb están trabajando para que la fecha de lanzamiento esté lista para el 31 de octubre de 2021. La fecha exacta de lanzamiento después del 31 de octubre dependerá del calendario de lanzamientos del puerto espacial y se concretará cuando se acerque la fecha de preparación para el lanzamiento.