Vega
Destacamos, Espacio

En órbita el primer satélite de la constelación Pléiades Neo

Pléiades Neo
Pléiades Neo

El primer satélite de la constelación Pléiades Neo, que cuenta con participación de la industria española,  fue puesto en órbita  por el lanzador europeo Vega desde la Guayana Francesa el pasado 29 de abril.

Ya se recibieron las primeras señales de telemetría y los paneles solares están desplegados. Las actividades de la fase de órbita temprana han comenzado, comandadas desde el centro de control en Toulouse, para preparar la adquisición de la primera imagen la semana que viene. La fase de calibración en órbita tendrá lugar antes de iniciar el servicio comercial.

Pléiades Neo, financiado, diseñado, fabricado y operado íntegramente por Airbus, proporcionará a clientes comerciales e institucionales información de alto nivel durante la próxima década.

Cada satélite aportará imágenes de medio millón de km² al día con una resolución nativa de 30 cm. Las imágenes serán fácilmente accesibles en la plataforma digital OneAtlas de Airbus, permitiendo a los clientes el acceso inmediato tanto a los datos recién adquiridos como a los de archivo, así como a un amplio análisis.

Compuesta por cuatro satélites idénticos, la constelación Pléiades Neo trabajará conjuntamente con los satélites Pléiades existentes y con el resto de la docena de satélites de la flota de observación de la Tierra de Airbus. Las naves espaciales Pléiades Neo, muy compactas, cuentan con un instrumento óptico de carburo de silicio de última generación y muy ligero, basándose en la tecnología de la que Airbus fue pionera a principios de siglo.

Además, disponen de enlaces inter-satelitales con los satélites geoestacionarios SpaceDataHighway (EDRS) para poder realizar adquisiciones urgentes tan sólo 30 o 40 minutos después de la solicitud de tarea para responder rápidamente a las situaciones más críticas.

Al satélite se le unirá pronto su gemelo, Pléiades Neo 4, que ya se encuentra en Kourou y está listo para ser lanzado este verano, también en un cohete Vega.

Pléiades Neo
Pléiades Neo

 

Participación de Airbus en España

El centro de Airbus en Tres Cantos contribuye a los satélites de la nueva generación Pléiades Neo con tres equipos clave para la plataforma del satélite. La plataforma es la parte del satélite que transporta al instrumento y que asegura la posición, gestiona la energía y se encarga de orientarlo en el espacio para que el instrumento óptico pueda realizar su trabajo. En este caso se trata de obtener imágenes de 30 cm de resolución casi en tiempo real de la superficie terrestre. Estas tres unidades diseñadas y fabricadas en Airbus Madrid- Tres Cantos son: la unidad de control y distribución de potencia (PCDU), la Unidad de Interfaz Remota (RIU) y la electrónica de la unidad del Control de Momento Inercial (CMGE)

La unidad de control y distribución de potencia eléctrica tiene como objetivo maximizar la energía disponible para el satélite en todas las fases de la misión. En concreto, asegura que la energía eléctrica necesaria para la operación del satélite tiene las características óptimas para permitir su correcto funcionamiento con la máxima eficiencia, en todo momento. Para ello gestiona la energía que proviene de los paneles solares y de la batería, controla los parámetros de carga y proporciona los elementos de protección necesarios en casos de sobredescarga.

La unidad de interfaz remota tiene como tarea transformar las instrucciones que le envía el ordenador de a bordo en comandos directos para los distintos elementos del sistema de propulsión. Básicamente son, las válvulas que controlan el flujo de combustible a los motores y los sistemas de apuntamiento basados en generadores de par de torsión magnéticos. Adquiere asimismo datos de temperatura, de los sensores de posición y otras telemetrías como la del GPS del satélite. Esos datos de telemetría los envía de vuelta al ordenador de a bordo para que los procese y tome las decisiones oportunas.

La electrónica del subsistema de Control de Momento Inercial para plataformas de observación de la Tierra controla los diferentes elementos del subsistema con objeto de optimizar la precisión y la agilidad del barrido del satélite sobre la superficie de la Tierra para tomar las imágenes. El sistema incluye cuatro motores por lo que esta unidad electrónica está compuesta por cuatro canales encargados de recibir los telecomandos para comandar los motores y devolver vía telemetrías el estado de cada motor al ordenador de a bordo.

Se trata por lo tanto de elementos clave para proporcionar las exigentes prestaciones de resolución espacial y temporal del satélite.

El primer lanzamiento de Vega este año

El despegue de Vega desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa el 29 de abril  fue el primero del lanzador europeo tras el accidente el año pasado del vuelo VV17.

En este vuelo, Vega utilizó parte de su adaptador de carga útil múltiple Small Spacecraft Mission Service (SSMS) desarrollado por la ESA. El SSMS es una estructura modular de fibra de carbono liviana, que puede acomodar múltiples satélites. Transportando  a su órbita al satélite Pléiades Neo-3 y cinco cargas útiles auxiliares.

Con una masa de despegue de 920 kg, el satélite de observación de la Tierra Pléiades Neo-3 fue el primero en ser lanzado a su órbita objetivo sincrónica con el Sol aproximadamente 54 minutos después de la misión. Seguido minutos más tarde por el lanzamiento coordinado del microsatélite Norsat-3 de Noruega y cuatro CubeSats: Bravo, dos satélites Lemur-2 y Tyvak-128A.

Tras la pérdida de la misión anterior de Vega, el vuelo VV17, una Comisión de Investigación Independiente designada por Arianespace y la ESA, formuló una hoja de ruta para un robusto regreso de Vega al vuelo.

Avio, contratista principal industrial del lanzador Vega, bajo la dirección de Arianespace y la ESA, siguió todas las recomendaciones sobre la producción de vehículos de lanzamiento y los preparativos para el lanzamiento. De acuerdo a lo manifestado por la ESA, el vuelo VV18 de hoy, representa un exitoso regreso a las operaciones de Vega.