ESA
Espacio

Finalizada con éxito la primera fase de estudio del proyecto HydRON de la ESA

Thales Alenia Space finalizó con éxito la primera fase de estudio del proyecto HydRON (High thRoughput Optical space Network) de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Las conexiones láser están revolucionando las comunicaciones por satélite y la red óptica HydRON de la ESA va a conectar de forma armónica los satélites a las redes de fibra en tierra, facilitando una conectividad instantánea y fiable para los ciudadanos europeos en todo el mundo. HydRON es una red óptica espacial de alta capacidad que forma parte del programa ScyLight de la ESA, para el desarrollo de tecnología de comunicación segura por láser.

Esta primera fase del proyecto, el estudio HyPha, ha definido los primeros requisitos del sistema y ha analizado las arquitecturas de red, así como las tecnologías necesarias para su implementación. A continuación se prevé construir los primeros demostradores de vuelo y colocarlos en órbita para poner a prueba y finalizar las soluciones ópticas espaciales que podrán ser utilizadas por los operadores de satélites y de las redes terrenas que operarán en este futuro mercado.

Dentro de este estudio, Thales Alenia Space, valiéndose de su amplia experiencia en la producción de tecnologías ópticas espaciales en Zúrich, coordinó un grupo de trabajo formado por Telespazio, como operador de satélites; Open Fiber, como operador mayorista de infraestructuras que provee de acceso y de redes de transporte, integralmente en fibra óptica, a más de 200 operadores en Italia; y la Escuela de Estudios Avanzados Sant’Anna de Pisa, una institución académica pública italiana de experiencia comprobada en sistemas de comunicaciones ópticas en el espacio libre (FSO – Free Space Optics).

Esta iniciativa contribuye a la independencia tecnológica de Europa en cuanto a los servicios de conectividad en el espacio (también llamados “fibra en el cielo” o “Internet más allá de las nubes”) y al aumento de sus capacidades para incluir nuevos tipos de servicios y aplicaciones (“la nube en el cielo”, routers IP embarcados en satélites, capacidades de servicios extraterritoriales, etc.).

Acerca de la conectividad óptica por medio de satélites

En los sistemas FSO se utilizan láseres para establecer los enlaces de transmisión con detectores ópticos (fotodiodos) para la recepción. Una de las ventajas del uso del láser, y aún más de los enlaces directos y colimados, reside en que es muy difícil interceptar estos enlaces y, con ello, todo el proceso de comunicación es extremadamente seguro de forma natural. Más importante todavía, gracias al multiplexado por división de longitud de onda, que es el método utilizado habitualmente en los enlaces por fibra terrestres, es posible establecer conexiones FSO de varios centenares de Gbit/s de capacidad. Esta es una capacidad muy superior a los anchos de banda de las tecnologías de radiofrecuencia actuales, pudiendo atender así a las necesidades crecientes de las redes en materia de ancho de banda. Por otra parte, la conectividad por medio de satélites siempre está disponible dentro de su zona de cobertura y su despliegue no requiere una infraestructura compleja (postes, líneas, centrales, etc.).

Estudios recientes muestran que la demanda de conectividad digital a ultra-alta velocidad ha aumentado significativamente estos últimos años, y la pandemia de COVID-19 ha demostrado que contar con una conexión de datos rápida es cada vez más vital, tanto para los particulares como para las empresas. Integrándose de manera armónica con las redes terrestres de fibra óptica, los sistemas satelitales que aprovechan las tecnologías FSO potenciarán las infraestructuras de telecomunicaciones, que serán capaces de responder a una demanda creciente, dar soporte a la 5G y potenciar nuevas aplicaciones basadas en la inteligencia artificial y el Internet de las cosas.