OSS
Espacio

La CE elige a las empresas para el proyecto Horizonte 2020 dedicado a servicios en órbita

Tras liderar durante cinco años varias actividades de I+D para el SRC (Strategic Research Cluster) sobre tecnologías robóticas espaciales implementado por la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020, Thales Alenia Space, junto con sus socios, han sido elegidos por la Comisión Europea para llevar a cabo un proyecto de preparación (fase A/B1) de una demostración en órbita de vehículos espaciales de servicio. La demostración en órbita está prevista para 2026.

Este nuevo proyecto llamado EROSS+ (European Robotic Orbital Support Services) será liderado por Thales Alenia Space. En el consorcio participarán Thales Alenia Space en Francia, que supervisará el conjunto del sistema y aportará su contribución a las funciones de guiado, navegación y control (GNC) de este nuevo tipo de misión; Thales Alenia Space en Italia, que diseñará la misión; la agencia espacial alemana DLR, que será responsable de la robótica; GMV en España, que se encargará de los sistemas robóticos autónomos; PIAP Space en Polonia, a cargo de los mecanismos de prensión y SINTEF en Noruega, en lo referente a la arquitectura de software. Como en las dos primeras fases del SRC, el consorcio PERASPERA formado por agencias espaciales en Europa (Alemania, Francia, Italia, España, Polonia, Reino Unido y la Agencia Espacial Europea) participará en la revisión técnica del proyecto EROSS+ en apoyo a los servicios de la Comisión Europea.

Esta fase, tercera y última del SRC en el marco de los proyectos H2020, podrá apoyarse en las dos fases previas, que han servido para aumentar el nivel de madurez tecnológica (TRL) de varios bloques fundamentales. En la primera fase se llevaron a cabo seis proyectos relacionados con el desarrollo de tecnologías dedicadas a la robótica y a las operaciones en órbita. Thales Alenia Space lideró el proyecto I3DS (Integrated 3D Sensors), una serie de sensores diseñados específicamente para misiones robóticas. La segunda fase, que está a punto de finalizar, consistía en incorporar los bloques tecnológicos desarrollados previamente en aplicaciones más específicas por medio de tres proyectos: MOSAR (un vehículo espacial modular y reconfigurable), PULSAR (para el montaje en órbita) y EROSS (de servicios en órbita). Este último también fue liderado por Thales Alenia Space. Todos estos proyectos se han implementado mediante demostradores terrestres, en lo que constituye una primera etapa necesaria para probar la viabilidad de las aplicaciones diseñadas, en especial EROSS, que debe validar todas las tecnologías que se precisan para los servicios en órbita.

Ahora la tercera fase del SRC consiste en preparar la demostración en órbita de este nuevo tipo de misiones (hasta la etapa del diseño preliminar). Naturalmente, EROSS+ deriva del proyecto EROSS y tiene como objetivo desarrollar una solución europea de servicios en órbita. Estos vehículos espaciales podrán llevar a cabo un amplio abanico de tareas: recuperación controlada de basura espacial, manipulación robótica, ampliación de la vida útil de satélites, repostaje en órbita, inspección, etc. El proyecto comenzará en febrero y tendrá una duración de 24 meses. El objetivo final es diseñar un demostrador, avanzando paralelamente en la maduración de los principales bloques tecnológicos.

El concepto de misión de demostración comprende toda la fase de encuentro en órbita entre un vehículo “asistente” y un satélite “cliente” colaborativo preparado para recibir asistencia en órbita. Esta será seguida de una fase de amarre y luego se efectúan las actuaciones técnicas. El propósito final consiste en validar la capacidad de efectuar este tipo de operaciones en órbita para futuras misiones.
Los vehículos de servicio espaciales constituyen un auténtico cambio de paradigma para nuestro sector: los futuros sistemas ya no van a estar “abandonados a su destino” en órbita, sino que podrán seguir evolucionando a lo largo de su vida útil. Thales Alenia Space es uno de los precursores de los servicios en órbita, que marcan el comienzo de un nuevo enfoque con respecto al acceso al espacio. En un momento en que la humanidad está planeando construir bases en la Luna, las tecnologías de servicio en órbita serán un apoyo inestimable para las soluciones de transporte y ensamblado de sus elementos constitutivos.