Hubble
Espacio

La NASA continúa intentando recuperar el Hubble

La NASA continúa intentando recuperar el telescopio espacial Hubble, que está fallando.

El pasado domingo 13 de junio, el ordenador de la carga útil del telescopio dejó de funcionar repentinamente, lo que hizo que el ordenador principal pusiera el telescopio en modo seguro. Aunque el telescopio y sus instrumentos científicos siguen funcionando, las operaciones científicas se han suspendido hasta que el equipo de operaciones pueda averiguar cómo volver a poner en marcha el ordenador de la carga útil.

Mientras se intenta reiniciar el ordenador, el equipo de operaciones también ha tratado de rastrear el problema hasta componentes específicos del ordenador de carga útil y cambiar a sus módulos de respaldo. A partir del 30 de junio, el equipo comenzó a investigar la Unidad de Mando/Formateador de Datos Científicos (CU/SDF) y la Unidad de Control de Potencia (PCU). Mientras tanto, la NASA está ocupada preparando y probando los procedimientos para cambiar al hardware de respaldo si alguno de estos componentes es el culpable de la falla.

El ordenador de la carga útil forma parte de la unidad Science Instrument Command and Data Handling (SI C&DH), que se encarga de controlar y coordinar los instrumentos científicos a bordo de la nave. Los problemas actuales comenzaron cuando el ordenador principal dejó de recibir la señal «keep-alive» del ordenador de carga útil, que permite al ordenador principal saber que todo está funcionando.

Fue entonces cuando el equipo de operaciones comenzó a investigar diferentes piezas de hardware en el SI C&DH como posible fuente. Basándose en los datos disponibles, el equipo pensó inicialmente que el problema se debía a un módulo de memoria que se estaba degradando y trató de cambiar a una de las múltiples copias de seguridad del módulo – pero el problema persistió. El jueves 17 de junio, se intentó de nuevo poner en línea ambos módulos, pero estos intentos también resultaron fallidos.

Actualmente se empezaron a buscar otras posibles fuentes de la desconexión. Dada la complejidad de cambiar múltiples sistemas a sus copias de seguridad, el equipo de operaciones está revisando y actualizando todos los procedimientos de operaciones del Hubble, los comandos y todos los demás elementos relacionados con el cambio al hardware de respaldo. Cuando terminen  el equipo ejecutará un simulador de alta fidelidad para probar su plan de ejecución y ver si pueden llevarlo a cabo.

Desde que el Hubble se lanzó por primera vez en 1990, ha tomado más de 1,5 millones de imágenes, y más de 600.000 de ellas se tomaron desde su última misión de servicio en 2009. Estas imágenes son algunas de las vistas más impresionantes del Universo jamás tomadas y han permitido realizar importantes descubrimientos sobre la naturaleza de nuestro Universo.

En 2014, también observó el objeto más lejano jamás visitado por una nave espacial: el Objeto del Cinturón de Kuiper (KBO) Arrokoth, con el que la misión New Horizons hizo una pasada cercana el 1 de enero de 2019. También observó auroras en las atmósferas de Júpiter, y Saturno, así como la luna de Júpiter Ganímedes. El Hubble también es responsable de proporcionar los datos que llevaron a los astrónomos a concluir que Ganímedes probablemente contiene un gran océano de agua salada en su interior.

Más allá del Sistema Solar, el Hubble ha contribuido a los primeros estudios atmosféricos de los exoplanetas, ha ayudado a determinar el tamaño y la masa de la Vía Láctea, la evolución de las galaxias a lo largo del tiempo, ha revelado la expansión acelerada del Universo (lo que ha conducido a la teoría de la energía oscura) y ha contribuido al estudio de la materia oscura.