Starliner
Destacamos, Espacio

NASA y Boeing alistan segundo vuelo no tripulado de Starliner

La Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) y el fabricante aeroespacial Boeing alistan el segundo vuelo no tripulado de la cápsula espacial Starliner para el próximo 30 de julio.

Por Alberto López

La NASA y Boeing continúan los preparativos antes del segundo vuelo no tripulado de Starliner para demostrar que el sistema puede transportar astronautas de manera segura desde y hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).

Los equipos dentro de la fábrica de producción de Starliner en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida comenzaron recientemente a alimentar el módulo de tripulación y el módulo de servicio Starliner en preparación para el lanzamiento del Orbital Flight Test-2 (OFT-2) programado para julio. 

Se espera que las operaciones de abastecimiento de combustible se completen esta semana cuando los equipos carguen el propulsor dentro del Área de Procesamiento Peligroso de la instalación y realicen los controles finales de la nave espacial.

Una vez que se completen las operaciones de abastecimiento de combustible, los equipos de Boeing y United Launch Alliance (ULA) se prepararán para transportar a Starliner a la Instalación de Integración Vertical (VIF) en el Complejo de Lanzamiento Espacial 41 de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral para unirla al cohete Atlas V de ULA.

A partir de esta semana, ULA comenzará a apilar o ensamblar el cohete Atlas V en el VIF durante una operación llamada Launch Vehicle on Stand (o LVOS).

En preparación para el próximo vuelo de Starliner, la NASA y Boeing han cerrado todas las acciones recomendadas por el equipo de revisión independiente conjunto NASA y Boeing, que se formó como resultado del primer vuelo de prueba de Starliner, en diciembre de 2019.

Las recomendaciones del equipo de revisión incluyeron elementos relacionados con las pruebas integradas y simulaciones, procesos y mejoras operativas, requisitos de software, mejoras del sistema de comunicación del módulo de tripulación y cambios organizativos. Boeing ha implementado todas las recomendaciones, incluso aquellas que no eran obligatorias, antes del próximo vuelo de Starliner.

“Estoy extremadamente orgulloso de los equipos de la NASA y Boeing Starliner mientras trabajan metódicamente hacia la misión OFT-2 el próximo mes con verificaciones finales del módulo de tripulación y el hardware y software del módulo de servicio mientras nos preparamos para esta importante misión de prueba sin tripulación”, dijo el  director del Programa de Tripulación Comercial de la NASA, Steve Stich.

En las siguientes semanas, los equipos de control de misiones en Florida y Texas continuarán realizando ensayos generales de misiones simuladas para el OFT-2 sin tripulación y misiones tripuladas de seguimiento. Los equipos de aterrizaje y recuperación de Starliner también ejecutarán una verificación en el lugar de una de las zonas de aterrizaje del vehículo.

Durante la misión OFT-2, Starliner probará su exclusivo sistema de navegación basado en visión para acoplarse de forma autónoma a la ISS y entregar aproximadamente 200 kilogramos de carga y suministros para la tripulación de la NASA

Se espera que Starliner pase de cinco a 10 días en órbita antes de desacoplarse y regresar a la Tierra, al aterrizar en terreno firme en el oeste de Estados Unidos.

Siempre que la segunda misión sin tripulación de Starliner cumpla con todos los objetivos necesarios, la NASA y Boeing buscarán oportunidades hacia finales de este año para volar la primera misión tripulada de la cápsulaconocida como Prueba de Vuelo con Tripulación (CFT) hacia la ISS con los astronautas de la NASA: Barry “Butch” Wilmore, Nicole Mann y Mike Fincke a bordo.

Actualmente, Boeing está renovando el primer módulo de tripulación del vuelo de prueba orbital para vuelos tripulados junto con el equipamiento de un nuevo módulo de servicio. Se espera que el hardware CFT Atlas V llegue a Florida para su procesamiento la próxima semana mientras los equipos se preparan para ambas misiones en paralelo.

Boeing ha diseñado y desarrollado la nave espacial Starliner en apoyo del Programa de Tripulación Comercial de la NASA para proporcionar servicios de transporte comercial seguros y sostenibles para la tripulación y la carga a la Estación Espacial Internacional y destinos en la órbita terrestre baja.

El Programa de Tripulación Comercial de la NASA está trabajando con la industria a través de una asociación público privada para proporcionar transporte seguro, confiable y rentable desde y hacia la Estación Espacial Internacional, lo que permitirá tiempo de investigación adicional y aumentará la oportunidad de descubrimiento a bordo del laboratorio orbital. La ISS sigue siendo la plataforma para la exploración espacial, incluidas futuras misiones a la Luna y a Marte.