ISS
Espacio

Prueba de misiles rusa pone en peligro la ISS

La NASA declaró que el pasado lunes 15 de noviembre, el equipo de Control de Vuelo de la Estación Espacial Internacional (ISS) fue notificado de indicios de rotura de un satélite que podría crear suficientes desechos como para suponer una amenaza para la estación.

En relación a esto, el administrador de la NASA, Bill Nelson, emitió la siguiente declaración sobre el incidente:

«A primera hora de hoy, debido a los desechos generados por la destructiva prueba rusa de antisatélites (ASAT), los astronautas y cosmonautas de la ISS emprendieron procedimientos de emergencia por seguridad».

Nelson también destacó la peligrosidad del hecho tanto para la ISS como para los astronautas que están actualmente en la estación: «Al igual que el secretario Blinken, estoy indignado por esta acción irresponsable y desestabilizadora. Con su larga e histórica trayectoria en los vuelos espaciales tripulados, es impensable que Rusia ponga en peligro no sólo a los astronautas estadounidenses e internacionales asociados en la ISS, sino también a sus propios cosmonautas. Sus acciones son imprudentes y peligrosas, y amenazan también a la estación espacial china y a los taikonautas a bordo». Y añadió «Todas las naciones tienen la responsabilidad de evitar la creación intencionada de basura espacial por parte de los ASAT y de fomentar un entorno espacial seguro y sostenible».

La NASA continuará monitoreando los desechos en los próximos días  para garantizar la seguridad de nuestra tripulación en órbita.

La tripulación fue despertada y se le indicó que cerrara las escotillas de los módulos radiales de la estación, incluyendo el Columbus, el Kibo, el Módulo Multipropósito Permanente, el Módulo de Actividad Expandible Bigelow y la Esclusa Conjunta Quest. Las escotillas entre los segmentos estadounidense y ruso permanecen abiertas.

La NASA detalló que se  ejecutó una medida de precaución adicional de resguardo de la tripulación durante dos pasadas a través o cerca de la nube de escombros. Los miembros de la tripulación se dirigieron a su nave espacial poco antes de las 2 a.m. y permanecieron allí hasta las 4 a.m. aproximadamente. La ISS pasa a través o cerca de la nube  de escombros cada 90 minutos, pero la necesidad de refugiarse sólo para la segunda y tercera pasada del evento se basó en una evaluación de riesgo realizada por la oficina de escombros y los especialistas en balística del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.