Metano
Espacio

Satélites detectan grandes emisiones de metano en los vertederos de Madrid

Los satélites de alta resolución han detectado importantes cantidades de metano procedentes de vertederos adyacentes cercanos al centro de Madrid (España).

Gracias a los datos de la misión Copernicus Sentinel-5P, combinados con las imágenes comerciales de alta resolución de GHGSat, los científicos del Instituto Holandés de Investigación Espacial SRON y de GHGSat descubrieron que ambos vertederos emitieron conjuntamente 8800 kg de metano por hora en agosto de 2021, la mayor cantidad observada en Europa por GHGSat.

El área fue identificada originalmente sobre la base de la cartografía de puntos calientes de metano utilizando datos Tropomi del satélite Copernicus Sentinel-5P por los investigadores de SRON. A continuación, el equipo de GHGSat utilizó sus satélites para detectar emisiones de metano el 20 de agosto y el 13 de octubre de 2021, que emanaban de dos vertederos separados por unos seis kilómetros, situados a sólo 18 kilómetros del centro de Madrid.

La fuente más grande liberó metano a un ritmo cercano a los 5.000 kg por hora, y las imágenes de satélite mostraron una nube de gas de efecto invernadero que se dirigía hacia las residencias cercanas. Actualmente se desconoce la causa de las emisiones, pero se han compartido los datos con el operador.

La Directiva sobre vertederos de 1999 exige a los operadores de vertederos de la UE que capturen el gas creado por la descomposición de la materia orgánica y lo utilicen para generar energía o lo quemen mediante combustión. Según las estimaciones de GHGSat, con el índice de pérdida de metano de los vertederos de Madrid se podría suministrar energía a unos 350.000 hogares.

Los estudios sugieren ahora que al menos una cuarta parte del calentamiento global inducido por el hombre se debe al metano, un gas de efecto invernadero unas 85 veces más potente que el dióxido de carbono en 20 años. Los responsables políticos europeos se han comprometido a reducir para 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% respecto a los niveles de 1990. Las observaciones del GHGSat se realizaron pocos días después de que Madrid registrara la temperatura más alta de su historia durante una ola de calor que calcinó gran parte del sur de Europa.

Según la Estrategia de Metano de la Unión Europea, publicada en octubre de 2020, el 26% de las emisiones de metano del continente proceden de los residuos. En todo el mundo, se prevé que los vertederos y los depósitos de basura representen entre el 8 y el 10% de todas las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero para 2025.

La mayoría de los vertederos de Europa y EE.UU. son «sanitarios» y están sellados para protegerlos de los elementos y del entorno. Sin embargo, en países de Asia, África y Sudamérica, los residuos suelen acabar en vertederos abiertos a la intemperie. Éstos pueden tener unas 200 hectáreas o más y recibir más de 10.000 toneladas de residuos al día. Son fuentes conocidas de contaminación del aire y del agua.

Los satélites de GHGSat han observado vertederos que liberan grandes volúmenes de metano en lugares de América del Norte, Europa, América Latina y Asia. En uno de ellos, cerca de Yakarta (Indonesia), se midió la emisión de 15 900 kg por hora, lo que equivale a casi 400 000 kg por hora de dióxido de carbono.

Madrid no es la única que tiene vertederos situados cerca de las poblaciones: en abril de 2021, el satélite más reciente de GHGSat, Hugo, registró grandes cantidades de metano (aproximadamente 4.000 kg por hora) procedentes del vertedero de Matuail, de 73 hectáreas, en el sur de Dhaka (Bangladesh), una ciudad de casi 22 millones de habitantes.

Medir las emisiones de forma consistente es un reto para los operadores de los vertederos y las autoridades. GHGSat y SRON colaboran para hacer frente a este reto combinando los datos de Tropomi del satélite Sentinel-5P de Copernicus con la exclusiva flota de satélites de alta resolución de GHGSat, capaz de localizar el origen incluso de las fugas más pequeñas.

Los resultados anteriores de la colaboración han incluido operaciones de petróleo y gas en Turkmenistán, minas de carbón en China, así como varios otros vertederos. Ilse Aben, de SRON, comenta: «Este nuevo hallazgo demuestra de nuevo la fuerte sinergia entre la cobertura global de Tropomi y los instrumentos de alta resolución como GHGSat, y muestra cómo podemos detectar las emisiones de metano en todo el mundo, incluida Europa.»

Stephane Germain, director general de GHGSat, ha declarado: «Gracias a la ampliación de nuestra flota de satélites, ahora proporcionamos datos cuya recopilación habría sido impracticable y costosa hace tan sólo unos años. Con esta información, los operadores y las comunidades pueden crear casos de negocio para capturar el gas de los vertederos, proporcionando nuevas fuentes de ingresos mientras mitigan su impacto en el clima. Además, nuestros datos pueden ayudar a los países a auditar sus impactos climáticos y a controlar con mayor precisión el progreso de sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional en el marco del Acuerdo de París.»