Aterrizaje Nave Starliner
Espacio

Starliner aterriza tras no alcanzar la ISS

La primera misión del Boeing CST-100 Starliner concluyó ayer, convirtiéndose en la primera cápsula espacial orbital estadounidense en aterrizar en suelo terrestre en lugar de en el océano.

El módulo de la tripulación de la nave espacial aterrizó en el White Sands Missile Range del Ejército de Estados Unidos A las 5:48 a.m., hora local, después de pasar poco más de dos días en órbita y marcar una serie de objetivos de prueba de vuelo.

La última vez que una nave espacial aterrizó en la histórica pista White Sands Space Harbour fue en 1982, cuando el transbordador espacial Columbia aterrizó, terminando su misión STS-3.

Poco después de su lanzamiento el 20 de diciembre y la separación de su cohete propulsor, la Starliner experimentó una anomalía en el tiempo de la misión que hizo que usara demasiado combustible para llegar al destino previsto de la Estación Espacial Internacional.

Los controladores de vuelo pudieron abordar el problema y colocar a la Starliner en una órbita estable más baja.

El vehículo demostró sistemas y capacidades clave antes de recibir señales para regresar a la Tierra.

El aterrizaje de Starliner demostró la robustez de sus sistemas de aterrizaje, incluidos sus innovadores paracaídas y bolsas de aire.

Aunque este Starliner no llevaba personas, sí tenía un pasajero. Un dispositivo de prueba antropométrico, llamado «Rosie», estuvo en el asiento del comandante durante toda la misión. Estaba equipada con una docena de sensores que recopilaron datos para ayudar a demostrar que Starliner es seguro para futuras tripulaciones humanas.

A continuación, este módulo de la tripulación será devuelto a Florida para la recuperación, análisis y restauración de datos para futuras misiones.