Telesat
Espacio

TAS proporcionará los enlaces ópticos entre satélites para la constelación Lightspeed

Thales Alenia Space (TAS) proporcionará los enlaces ópticos entre satélites para la constelación Lightspeed de Telesat, formada por 298 satélites en órbita baja terrestre (LEO).

Como contratista principal para la construcción de la constelación Lightspeed del operador Telesat, Thales Alenia Space, ha anunciado hoy que el enlace de comunicaciones ópticas entre satélites (OISL, Optical Inter Satellite Links) seleccionado para equipar los satélites Lightspeed es su producto avanzado Optel-C. Los enlaces ópticos entre los satélites van a permitir a Lightspeed ofrecer una cobertura en red en toda la superficie del planeta, incluidos los océanos y los polos, con un alto nivel de seguridad para servicios de extremo a extremo. Estos enlaces también permitirán optimizar el segmento terreno reduciendo el número de estaciones terrenas (gateways), dando una mayor libertad en cuanto a su ubicación y ofreciendo la posibilidad de desplegarlas según vaya aumentando la carga del sistema. El segmento espacial inicial de Lightspeed estará compuesto por 298 satélites. Los satélites de la constelación de Telesat brindarán conectividad de varios terabits por segundo en todo el mundo, para servicios profesionales seguros de banda ancha con baja latencia y alta eficiencia.

La compañía detalló en un comunicado que el producto Optel-C está respaldado por más de dos décadas de experiencia de Thales Alenia Space en el ámbito de las comunicaciones ópticas e instrumentos optoelectrónicos en Suiza. En particular en las áreas de ingeniería, análisis de diseño, y montaje, integración y pruebas de sistemas optomecánicos, electrónica y fotónica. El consorcio encargado del desarrollo del producto reúne a varios socios en Italia, Francia, Canadá, Suiza y el Reino Unido.

Optel-C está optimizado para constelaciones, posee un diseño robusto y se basa en tecnología terrestre y submarina de eficacia probada en subsistemas de comunicaciones fotónicos y mecatrónicos, así como en soluciones láser comerciales disponibles en 1550 nm. Su complejidad se ha reducido al mínimo requerido para cumplir con las prestaciones deseadas y a la vez optimizar el precio y alcanzar la cadencia de producción de las unidades. Gracias a su flexibilidad y facilidad de integración, es posible acortar los plazos de montaje de los satélites, lo cual constituye un factor clave en constelaciones de gran tamaño. La producción se llevará a cabo en la planta de Glasgow.